Las protestas en Chile estallaron el 18 de octubre y se saldan con 26 muertos de acuerdo a la Fiscalía. (Foto: AFP).
Las protestas en Chile estallaron el 18 de octubre y se saldan con 26 muertos de acuerdo a la Fiscalía. (Foto: AFP).

Santiago de Chile [AFP]. El autónomo (INDH) de denunció este lunes que “se han violado gravemente los derechos a la vida y la integridad física y psíquica” de las personas durante las manifestaciones sociales que estallaron en el país hace dos meses.

Al entregar su informe anual, el INDH apuntó sus críticas al accionar de Carabineros (policía), tras “constatar que se reiteran conductas como el uso indiscriminado de escopetas antimotines, desnudamientos en unidades policiales, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes y la utilización indiscriminada de la fuerza en contra de manifestantes pacíficos”.

El informe agrega que el problema en el actuar de la policía se explicaría, entre otras causas, por una “indebida autonomía” exhibida desde la vuelta a la democracia por parte de la institución.

Las protestas en Chile estallaron el 18 de octubre y se saldan con 26 muertos de acuerdo a la Fiscalía Nacional, tras multitudinarias manifestaciones, enfrentamientos con la policía, saqueos y ataques al comercio y otras instituciones.

En el texto se señala que “el mayor número de muertes y la mayor proporción de lesiones por trauma ocular, como de personas heridas”, se produjo durante el período de Estado de Emergencia, que rigió por nueve días tras el estallido social.

300 manifestantes fueron alcanzados por perdigones policiales en sus ojos, uno quedó ciego y decenas perdieron la visión parcialmente. (Foto: AFP/ Archivo)
300 manifestantes fueron alcanzados por perdigones policiales en sus ojos, uno quedó ciego y decenas perdieron la visión parcialmente. (Foto: AFP/ Archivo)

La crisis comenzó cuando se desataron protestas de secundarios contra el alza en la tarifa del metro que derivaron en un amplio reclamo en favor de diversas reformas sociales.

El informe del INDH está el línea con otros reportes dados a conocer por distintos organismos en las últimas semanas, como Amnistía Internacional, el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU y Human Rights Watch.

Al 30 de noviembre, el INDH dijo que interpuso 476 querellas por torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes, en favor de 586 víctimas, quienes apuntan a agentes del Estado como sus victimarios.

Del total de querellas por este tipo de delitos, 433 son contra Carabineros, 33 contra efectivos de las Fuerzas Armadas y 10 contra personal de la Policía de Investigaciones.

La policía, en tanto, ha reconocido “errores” en el control de las manifestaciones públicas y ha denunciado ser víctimas de violencia por parte de los manifestantes.