(AFP)
(AFP)
Redacción EC

Quito. El músico británico instó hoy al presidente de , , a seguir "protegiendo" al fundador de , , porque si no lo hace " y otros del imperio del mal lo matarán".

Al concluir una comparecencia de prensa en en la que habló cobre la contaminación de la Amazonía, Waters se refirió al caso de Assange, a quien definió como "amigo" suyo, y manifestó que Moreno debe "respetar las promesas del anterior presidente", , de concederle asilo.

"Assange es uno de los hombres más importantes que existen en la Tierra ahora, un hombre de gran humanidad, inteligencia, verdad, un periodista genuino que ha abierto la verdad al mundo", manifestó el cantante de la banda de rock británica .

Y consideró que, por ello, "necesita ser protegido", y que el mundo no puede dejar que "Estados Unidos, Reino Unido y otros (integrantes) del imperio del mal encarcelen a este hombre y lo maten".

"Eso es lo que harán", advirtió al evaluar las consecuencias de una posible terminación del asilo.

Asilado en su Embajada en desde 2012, Ecuador trata en el último año de buscar una salida a esa situación mediante un acuerdo, que podría verse torpedeado si se confirma que Estados Unidos estaría iniciando procedimientos para abrir una causa contra él, según informó la semana pasada el Wall Street Journal.

Durante una visita a la Amazonía, Waters manifestó su deseo de reunirse con Moreno para hablar del activista y recordarle que, cuando hace seis años le fue concedido el asilo, "todos dijeron 'gracias, gracias' Ecuador".

Eso fue, a su juicio, una decisión "valiente" porque suponía hacer frente a Estados Unidos, e insistió en que hay que protegerlo "por su trabajo heroico".

El activista era requerido desde 2010 por las autoridades suecas debido a las acusaciones de dos mujeres por violación, que él niega, pero archivó la causa al no poder avanzar en la investigación.

Aun así, sigue bajo asilo por temor a ser arrestado por las autoridades británicas por incumplimiento de los términos de la libertad condicional, y deportado a Estados Unidos, donde teme ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial. 

Fuente: EFE