Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Venezuela: Encapuchados queman autobuses en protestas en la frontera con Colombia | FOTOS

Militares venezolanos dispersaron con gases lacrimógenos y perdigones a decenas de personas que exigían cruzar hacia Colombia por un puente fronterizo de Ureña (Táchira), cuyo cierre fue ordenado la noche del viernes por Nicolás Maduro

Ureña. Un grupo de manifestantes, la mayoría encapuchados, destruyó este sábado al menos dos autobuses en la urbe venezolana de Ureña, fronteriza con Colombia, y uno fue incendiado, en medio de los disturbios por el cierre de los puentes que comunican ambas naciones ordenado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Los manifestantes usaron piedras y palos para romper los vidrios de estos vehículos rojos, que son un signo propagandístico del chavismo gobernante en Venezuela.

Venezuela Aid Live: Más de 300 mil personas asistieron a concierto en la frontera

EN VIVO | La oposición busca la "hazaña" de pasar ayuda humanitaria a Venezuela

Venezuela: tres militares de la Guardia Nacional desertan y pasan a Colombia

Las unidades de transporte estaban dentro de una escuela a la que ingresaron varios de los encapuchados, luego de correr de allí a un centenar de chavistas que estaban pernoctando en el sitio.

Los enfrentamientos entre ciudadanos y miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que iniciaron cerca de las 10:00 GMT en Ureña se han mantenido al menos durante ocho horas y han dejado una veintena de lesionados, tres de ellos por perdigones.

Las fuerzas del orden han lanzado decenas de bombas lacrimógenas y han disparado perdigones contra los ciudadanos, entre los que están los que resultaron heridos en la cabeza o en la espalda.

Casi todos los comercios en la localidad están cerrados así como la vía que comunica con San Antonio del Táchira, otro municipio fronterizo.

Las personas se mantienen en las calles a la espera de la ayuda humanitaria que la oposición venezolana intenta ingresar desde los puentes binacionales, como el Francisco de Paula Santander, en Ureña, una actividad liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, que hace un mes anunció asumir las funciones de presidente encargado.

Sin embargo, el bloqueo de las comunicaciones terrestres, ordenada por el Gobierno de Maduro, se mantiene en las fronteras, no solo con Colombia sino también en los límites con Brasil y la isla de Curazao.

"Yo tengo que pasar para cumplir mis ocho horitas de trabajo. ¿Qué pasa si no llego? Mi familia depende de mí", dijo a la AFP, antes de los disturbios, Unay Velasco, un joven de 24 años que hace servicios de limpieza en un supermercado en Cúcuta.

Unos 40.000 venezolanos cruzan a diario las fronteras tachirenses, según autoridades migratorias. La mayoría regresa a su país tras trabajar o comprar medicinas o productos escasos en su país.

Venezuela vive una grave crisis económica, con un sueldo mínimo que apenas equivale a unos 6 dólares, que ha forzado la emigración de unos 2,7 millones de personas desde 2015, según la ONU.

Fuente: AFP / EFE

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada