Así trabajan los policías elefantes en Indonesia [VIDEO]
Redacción EC

En la región indonesia en Aceh Jaya, en la isla de Sumatra, cuatro “policías ”, animales entrenados para ejercer ese oficio, patrullan a diario en una tentativa por terminar la batalla que libran hombres y paquidermos.

Los animales fueron guiados por sus “mahouts”, nombre por el que se conoce a quienes se encargan de ellos, de un centro de entrenamiento a Sarah Deu Conservation Response Unit (CRU). Esta última es una nueva área habilitada para elefantes en la frontera con Ulu Masen, una zona protegida. 

Desde su nuevo hogar, en un terreno donado por una comunidad local que limita con otro donde viven elefantes salvajes, los animales comenzarán patrullas diarias tras los baños y alimentos matinales que formarán parte de su nueva rutina, según apuntó uno de los “mahouts”.

El bosque de Sarah Deu, que abarca unas 738,855 hectáreas y que se extiende por cinco regencias en la parte norte de la provincia de Aceh, es una fuente vital de beneficios económicos y ambientales para los más de dos millones de habitantes de la región, que tiene elefantes asiáticos entre sus habitantes.

La zona protegida de Ulu Masen alberga gran variedad de fauna y flora en Sumatra. Sin embargo, muchas de las especies están en peligro de extinción, entre estas tigres, osos, orangutanes de Sumatra, cabras, aves y elefantes asiáticos.

El área también ha sido escenario de una batalla territorial entre los animales salvajes y los hombres que viven en la periferia del bosque, y que luchan por las tierras de cultivo. A medida que el conflicto se ha desarrollado en los últimos años, varios elefantes han sido encontrados envenenados en la zona.

De acuerdo con el International Union of Conservation of Nature, un grupo que se encarga de la protección animal, los elefantes de Sumatra se encuentran "en peligro crítico".

Esta es una de las razones por las que el CRU trabaja para mantener la armonía en la zona mediante el uso de agentes forestales y cuatro "policías elefantes", entrenados para mantener a los paquidermos salvajes fuera de los asentamientos humanos.

La agencia también les colocará dispositivos de localización GPS, con los que monitear su ubicación y así conocer el paradero exacto para mandar a los "policías de elefantes” a buscarlos si salen de la zona de conservación.

Además, el CRU lleva a cabo un proyecto de formación de las comunidades locales que pretende enseñarle a gestionar las ganancias que recaudan y cuales son los cultivos con mayor potencial comercial y que no forman parte de la alimentación de los elefantes

Los cuatro “policías elefantes” ya habían patrullado la zona en 2009, pero el proyecto fue cancelado cuatro años más tarde al no recibir el apoyo de la comunidad local. Sin ellos, el conflicto empeoró y los habitantes locales solicitaron la vuelta al funcionamiento del proyecto del CRU. (EFE)

MÁS VIDEOS

TAGS RELACIONADOS