Redacción EC

México. [EFE]. El Gobierno mexicano estimó este jueves que alrededor de 500.000 personas podrían ser afectadas por coronavirus cuando este virus llegue a México y de éstos entre el 2 % y 5 % podrían presentar enfermedad grave.

En conferencia de prensa, Hugo López-Gatell, subsecretario de prevención y promoción de la salud de México recalcó que es inminente que el virus, conocido como Covid-19, llegue a México “no lo deseamos, pero es lo más probable”, manifestó.

Ante este posible escenario, señaló que el país implementará medidas de mitigación para limitar los daños y controlar la velocidad de propagación, y que esto dependerá del tipo de brote y la propagación que haya.

Aseguró que aunque en muchos casos es efectivo el modelo de contención, el cual incluye tamizajes exhaustivos a viajeros o prohibición de ingreso a personas, así como la cuarentena, es “inefectivo para una pandemia como esta”.

Este modelo ya ha sido adoptado por países como Canadá, Francia, Alemania y Reino Unido, el cual es propuesto por la OMS y “nosotros lo adoptaremos también”.

Puntualizó que México se encuentra preparado y trabajando para enfrentar la inminente llegada del Covid-19 al país, pues cuenta con la infraestructura y los insumos suficientes para atender los casos.

Sin embargo, indicó que no es necesario contar con hospitales especializados ni camas aisladas, ya que se estima que serán pocos los casos graves “entre el 2% y el 5%”.

Del mismo modo, detalló en el peor escenario se necesitarían entre 12 y 15 millones de pesos (615.000 y 768.000 dólares) extras a lo que ya se tiene presupuestado, aunque espera que no sea necesario.

Aseguró que desde enero de este año, inició la primera fase de acción para afrontar la problemática en donde se definieron los marcos de actuación.

Destacó que el país está pasando ahora de la fase dos, que consistió en la fase de diagnóstico, a la tres que es una fase de prueba, la cual comenzará la próxima semana y en la que se llevarán a cabo simulacros que ayuden a medir la capacidad de reacción del país.

José Luis Alomía, director general de epidemiología, señaló que hasta el momento se han dado 19 casos sospechosos en el país, de los cuales 18 ya fueron descartados y uno tiene seguimiento puntual.

Oliva López Arellano, secretaria de salud de la Ciudad de México, exaltó que entre las medidas que se han tomado está la vigilancia epidemiológica en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México las 24 horas del día.

El doctor Víctor Hugo Borja, director de prestaciones médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que tan solo en el instituto se espera una afectación de 300.000 derechohabientes, aunque puntualizó “no todos tendrán enfermedad sintomática ni serán enfermos graves”.

Sin embargo, dijo, se tienen disponibles 8.600 camas en urgencias y 4.000 ventiladores, además de equipos de protección personal suficientes.

Miguel Ángel Nakamura, aseguró que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) también se encuentra preparado para afrontar la posible llegada del coronavirus.

“Tenemos material para atención y diagnóstico de enfermedades respiratorias. No estamos en cero” para afrontar esta enfermedad, aseveró.

Ricardo Cortes, director general de promoción de la salud, pidió a la población no entrar en pánico y mantener las medidas de precaución entre ellas el lavado frecuente de manos, el estornudo de etiqueta, que consiste en cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.

En caso de que llegue el Covid-19, podrán implementarse medidas más drásticas como evitar los saludos de mano y beso y el aislamiento social.

VIDEO RECOMENDADO

Fallos en hospital favorecieron propagación de coronavirus en Italia. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR