Debanhi Escobar, de 18 años, desapareció el 9 de abril en Nuevo León, México, y fue hallada muerta dos semanas después. (Instagram de Debanhi Escobar).
Debanhi Escobar, de 18 años, desapareció el 9 de abril en Nuevo León, México, y fue hallada muerta dos semanas después. (Instagram de Debanhi Escobar).

Mientras la familia de confía en que esta semana haya novedades en las investigaciones en torno a su muerte, la tarde del lunes alrededor de cien manifestantes exigieron justicia frente Motel Nueva Castilla, en Nuevo León (), lugar donde el jueves la joven universitaria fue localizada sin vida en el fondo de una cisterna de unos cuatro metros de profundidad, dos semanas después de estar como desaparecida.

MIRA: Debanhi Escobar: 5 días después del hallazgo de su cuerpo peritos inician investigación en Motel Nueva Castilla

En ese contexto, el vicefiscal Luis Enrique Orozco Suárez declaró en entrevista a un medio local que en la citada fosa fue localizado el teléfono celular de Debanhi Escobar. Precisó que el aparato no estaba junto al cuerpo. También dijo que si bien la Fiscalía General de Justicia del Estado cuenta con personal calificado, dadas las dificultades técnicas por las afectaciones que puede haber sufrido el teléfono por estar sumergido tanto tiempo en el agua, se pedirá apoyo a personal externo para tratar de recuperar fotografías, posibles llamadas telefónicas o mensajes que ayuden en en las investigaciones.

Cabe mencionar que Mario Escobar, padre de la estudiante del tercer semestre de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, mencionó que durante la búsqueda de su hija el personal de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas, cuyo titular es Rodolfo Salinas, le dio esperanzas de que Debanhi podía estar con vida, pues le aseguraron que por rastreo del GPS de su celular, se evidenciaba movilidad en la zona.

Debanhi Escobar desapareció el pasado 9 de abril y fue encontrada muerta dos semanas después en el estado de Nuevo León, en México.
Debanhi Escobar desapareció el pasado 9 de abril y fue encontrada muerta dos semanas después en el estado de Nuevo León, en México.

La familia Escobar Bazaldúa confía en que esta misma semana se puedan lograr avances en la investigación para esclarecer las causas de la muerte de su hija, además de deslindar responsabilidades en relación con posibles negligencias en la búsqueda e investigaciones, así como posibles acciones contra el o los probables responsables en su desaparición y feminicidio.

Manifestantes rechazan que muerte haya sido accidental

Por otro lado, e diferencia de la marcha que unas 2.000 personas realizaron el pasado viernes por las avenidas Constitución y Morones Prieto, que llegó hasta las capillas donde eran velados los restos de Debanhi Susana, y culminó frente al Palacio de Gobierno, donde se concentró desde horas antes otro contingente, el lunes por la tarde y noche solo unas 100 feministas exigieron justicia para la estudiante de leyes frente al Motel Nueva Castilla.

Las manifestantes rechazaron que Debanhi haya muerto de forma accidental, e insistieron que fue asesinada. Exigieron las renuncias del Fiscal General de Justicia, Gustavo Adolfo Guerrero; y del Secretario de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua, por su actuación negligente o de incompetencia.

Entre tanto, familiares de Yolanda Martínez, una joven de 26 años de edad, desaparecida desde el 31 de marzo, tras acudir a visitar a su abuela en la colonia Constituyentes de Querétaro, en San Nicolás de los Garza, no cesan en su búsqueda, acompañados por algunos vecinos.

Este martes por la tarde, realizarán una brigada de volanteo en la estación del Metro San Nicolás, para pedir que la población ayude en la búsqueda, proporcionando información que sea útil para localizar a la joven madre de familia, a quien espera además de su padre y sus hermanos, su pequeña hija de tres años.