Al menos nueve personas murieron este lunes en un ataque armado en la ciudad mexicana de Uruapan, en el occidental estado de Michoacán. (EFE).
Al menos nueve personas murieron este lunes en un ataque armado en la ciudad mexicana de Uruapan, en el occidental estado de Michoacán. (EFE).
Redacción EC

Uruapan [AFP]. Al menos nueve personas murieron este lunes en un ataque armado en la ciudad mexicana de Uruapan, en el occidental estado de Michoacán, una de las regiones más golpeadas por la violencia ligada al crimen organizado en , informaron autoridades locales.

La fiscalía local dijo en un comunicado que el ataque se registró en un negocio de videojuegos, en donde un grupo de hombres armados disparó para después retirarse del lugar.

En el sitio murieron ocho personas -entre ellas cuatro menores de edad- y otra más murió en un hospital cuando recibía atención médica. Otras dos personas resultaron heridas, agregó la dependencia.

La Secretaría de Seguridad Pública local anunció haber reforzado la vigilancia en la zona junto con el ejército y la Guardia Nacional tras la agresión.

Los agentes aumentaron sus patrullas en zonas cercanas al local atacado e instalaron puntos de control en lugares estratégicos, indicó la Secretaría en Twitter.

Miembros de la fiscalía y del servicio forense trabajan en el lugar de los hechos.

Un día antes de la agresión, las autoridades localizaron también en Uruapan una fosa clandestina con 11 cuerpos, cuando trataban de dar con el paradero de una persona desaparecida.

Michoacán es una de las regiones de México más golpeadas por la violencia ligada al crimen organizado.

Apenas el 29 de enero, el reconocido ambientalista mexicano Homero Gómez, un aguerrido defensor de la mariposa monarca, fue hallado muerto en la zona.

En octubre del año pasado, unos 14 policías murieron en un ataque armado en el municipio de Aguililla, y en agosto fueron hallados los cuerpos de 19 personas en Uruapan. Algunos de los cuerpos estaban colgados de un puente y otros desmembrados.

A fines de 2006, el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón lanzó en Michoacán una polémica ofensiva militar contra el crimen organizado -luego extendida a nivel nacional- que, según especialistas y defensores de los derechos humanos, es una de las principales causas del incremento de la violencia en México.

Según cifras oficiales, desde entonces se han registrado casi 275.000 asesinatos, aunque no se detalla cuántos casos están ligados al crimen organizado.