Manuel López Obrador. Foto: AF´P
Manuel López Obrador. Foto: AF´P

México. El presidente de , , reconoció este martes que no ha logrado reducir el número de delitos en el país y que la violencia es una "asignatura pendiente", tras un nuevo récord de homicidios publicado por el diario El Universal.

"Es una asignatura pendiente y no hemos podido disminuir el número de delitos. Sobre todo lo que tiene que ver con homicidios, pues es prácticamente lo mismo" de antes, dijo el líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) desde Palacio Nacional en su conferencia matutina.




Este martes, el diario El Universal publica un recuento propio, basado en cifras oficiales, que apunta a un primer semestre récord de violencia en México con 17.065 asesinatos, superior a los 16.585 muertos del mismo periodo, pero, de un año antes.

El presidente afirmó este martes que como gabinete tienen "el compromiso" de aplicarse y por ello se creó la Guardia Nacional, el nuevo cuerpo de seguridad conformado por militares, marinos y policías federales.

Recordó que anteriormente solo había 10.000 policías federales para proteger a todos los mexicanos, porque Ejército y Marina solo podía actuar en "operativos especiales".

Pero "con otras acciones (además de la Guardia Nacional), estoy convencido que vamos a entregar mejores cuentas", apuntó el mandatario.

Consideró que esta ola de violencia es una "herencia" de anteriores gobiernos y la inseguridad "se enraizó" porque se abandonó la seguridad pública y las causas nunca fueron atendidas.

"Y sobre todo se abandonó a los jóvenes. Fue un ejército de reserva, para ser enganchados para el crimen organizado", dijo.

Finalmente, recordó que en su etapa como jefe de Gobierno capitalino, de 2000 a 2005, logró disminuir en un 30 % el robo de vehículos.

Y también reducir el número de tres homicidios diarios a dos asesinatos al día en la capital. Se logró bajar los índices en la Ciudad de México "atendiendo las causas, y con coordinación, profesionalismo y perseverancia", concluyó.

México vive un auge de la violencia acentuado en los últimos años por 33.469 asesinatos durante 2018, la cifra más alta desde que iniciaron los registros oficiales hace dos décadas.

Fuente: EFE