Redacción EC

Ciudad de México. Los fuertes choques entre sicarios y fuerzas de seguridad en el norteño estado mexicano de Coahuila dejó un saldo de 22 muertos y la detención de al menos dos presuntos responsables, informaron este lunes fuentes oficiales.

“En el transcurso de la noche se actualizó (la cifra). Son 16 delincuentes abatidos, 2 civiles y 4 policías del estado. El mismo sábado se rescataron a 4 menores y a 2 cazadores”, dijo en entrevista con Radio Fórmula el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

Además, indicó que se han decomisado en las últimas horas 17 vehículos blindados, 4 de ellos con artillería pesada, además de que se encontraron 18 armas largas y miles de cartuchos.

Los enfrentamientos se dan con el denominado Cártel del Noreste (CDN).

Con esta cifra actualizada, se confirmó que finalmente los dos ciudadanos estadounidenses que estaban cazando en el rancho La Rosita fueron liberados, tras información en medios locales que apuntaba a que habían fallecido.

El gobernador explicó que el CDN intenta diariamente entrar en Coahuila e hizo un llamamiento a la población. “Quiero hacer un llamado a la calma, no vamos a permitir el reingreso del crimen a la entidad. Utilizaremos la fuerza del estado mexicano para enfrentar este tipo de delitos”, aseguró.

El pueblo está a 60 kilómetros (35 millas) al sur-sureste de Eagle Pass, Texas, y 20 kilómetros (12 millas) del pueblo de Allende, lugar de la masacre del 2011 que involucró al Cártel de los Zetas y dejó 70 muertos, según las autoridades.

Videos del tiroteo que fueron publicados en las redes sociales mostraron vehículos quemados y la fachada del municipio de Villa Unión llena de balas. En los videos se puede escuchar balazos y se ve gente corriendo asustada diciendo a sus amigos que se quedaran dentro.

El gobernador dijo que las fuerzas de seguridad se quedarán en el pueblo por varios días para restaurar la calma.

Al filo de las 11.30 horas locales de este sábado, habitantes del poblado de Villa Unión, vecino de Allende, donde años atrás se registró una masacre, compartieron videos y fotos de una serie de enfrentamientos entre pistoleros de la “Tropa del Infierno”, brazo armado del CDN, contra efectivos del ejército y policías estatales.

Narcedalia Padrón Arizpe, alcaldesa de Villa Unión, informó que antes del mediodía “empezaron las ráfagas y a escucharse explosivos de granadas” por todo el poblado.

Padrón Arizpe mencionó que tiene reportes de intercambio de disparos en otros municipios de la región.

Las imágenes compartidas por los habitantes del municipio mostraron camionetas blindadas artesanalmente con las siglas del CDN pintadas en puertas.

En su comunicado, la Secretaría de Seguridad indicó que ante acciones como la registrada “responderá con toda la fuerza” y ratificó “que el combate a grupos delincuenciales es permanente”.

“No se permitirá que estas bandas ingresen a territorio del estado”, enfatizó el texto oficial.

Las autoridades pidieron a la población que “permanecezca en sus viviendas para evitar cualquier riesgo, y a los ciudadanos que transiten hacia esa comunidad a que por el momento eviten ingresar a ella y atiendan las indicaciones en los filtros instalados en las vías de comunicación”.

Fuente: AFP / AP