Redacción EC

El papa Francisco imploró la paz en su tradicional bendición "Urbi et Orbi" del Domingo de Resurrección.

Ante unos 60.000 fieles congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, el pontífice argentino rogó a Dios para que acabe con los conflictos y las guerras en el mundo, el tráfico de armas y los sufrimientos que padecen los más débiles.

Jorge Bergoglio denunció "el vil ataque" que tuvo lugar el sábado en Al Rashidin, a la afueras de Alepo, "contra refugiados que huían", cuyo balance es de más de 120 muertos.

El pontífice también le pidió a Dios que otorgue "a los representantes de las Naciones el valor de evitar que se propaguen los conflictos y acabar con el tráfico de las armas".

Fuente: AFP

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS