Nacida en Arabia Saudita, la activista centra sus esfuerzos en defender los derechos de las mujeres. (Foto: Reuters)
Nacida en Arabia Saudita, la activista centra sus esfuerzos en defender los derechos de las mujeres. (Foto: Reuters)
Redacción EC

La lucha por la igualdad entre mujeres y hombres se viene dando desde hace muchos años. A lo largo de la historia, mujeres de todo el mundo han alzado la voz contra escenarios injustos. ¿Pero qué pasa cuando el Estado no los reconoce y, además, criminaliza a quienes lo denuncian? Este es el caso de, activista que este 8 de febrero ha cumplido mil días en prisión por defender el derecho de las mujeres en su país, . Su iniciativa más emblemática fue promover que las mujeres saudíes puedan conducir automóviles.

MIRA: Arabia Saudita reitera apoyo a solución política en Yemen tras discurso de Biden

Lina, hermana de la activista, recordó vía Twitter su lucha y condenó las condiciones en las que se encuentra. “Mi valiente hermana ha sido brutalmente torturada en prisión y se le ha negado el acceso a la justicia”, afirma en la publicación.

Abdulaziz al Moayyad, portavoz de la organización de saudí ALQST, conversó con la agencia de noticias Efe y señaló que “Loujain es una heroína que está yendo al límite (...) Los saudíes arrestados como activistas intentan dar a las autoridades lo que quieren para que se relajen, pero ella no y les ha desafiado”.

Entre otras de las organizaciones que respaldan a Loujain está Amnistía Internacional, que recordó vía Twitter que la activista está en prisión “por exigir pacíficamente el derecho de las mujeres saudíes a conducir un auto en el siglo XXI”.

VIDA DE LUCHA

La activista por los derechos de las mujeres nació el 31 de julio de 1989 en Yeda, la segunda ciudad más grande de Arabia Saudita. Cuenta con una Licenciatura en Lengua y literatura francesa por la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y obtuvo un Máster en Investigación Social: Consultoría, Encuesta y Evaluación por La Sorbona (Francia).

Su activismo la llevó a encabezar el movimiento Women to drive en Arabia Saudita que protestaba en contra de una prohibición única en el mundo: las mujeres no podían conducir autos.

Como parte de las acciones que llevó a cabo para generar debate, intentó cruzar la frontera conduciendo su auto desde los Emiratos Árabes Unidos a Arabia Saudita. El hecho terminó en un arresto y encarcelamiento que duró 73 días.

Su familia aseguró que su arresto se efectuó en Emiratos Árabes Unidos, país donde estudiaba, y fue obligada a volar a su país de nacimiento para ser encarcelada.

Se sabe que Loujain estuvo casada con el comediante saudí Fahad Albutairi, una de las jóvenes promesas del país. El también actor y guionista se encontraría en prisión, tras ser detenido en Jordania en 2018. En la actualidad no se tiene información sobre el estado de su relación.

Su carrera e influencia han sido reconocidas por diversos medios. En el 2015, la revista Arabian Businness la incluyó en la lista de las 100 mujeres árabes más poderosas de ese año. Dos años después, la BBC incluyó a Loujain en la lista de 100 Mujeres.

El año pasado ganó el Premio Libertad (Prix Liberté), que invita a jóvenes de 15 a 25 años de Normandía y de todo el mundo a nominar a una persona u organización comprometida en la lucha a favor de la libertad.

Actualmente, se encuentra entre las finalistas del Martin Ennals Award, conocido como el Premio Nobel para los derechos humanos. Los resultados se darán a conocer dentro de tres días, el jueves 11 de febrero.

TRAS LAS REJAS

Loujain fue arrestada en mayo de 2018, junto a otras 10 activistas feministas en Arabia Saudí, cuando algunas de ellas trabajaban para lanzar el proyecto Amina, iniciativa para dar refugio a mujeres víctimas de abuso en el reino ultraconservador.

Al mes siguiente de su arresto, el príncipe heredero Mohamed bin Salman concedió el derecho a las mujeres a conducir, dentro del marco de reformas que propuso.

Un tribunal antiterrorista fue el encargado de su caso y a fines del año pasado fue condenada a cinco años y ocho meses de prisión por “intentar cambiar el sistema político del reino y promover una agenda extranjera usando internet”.

Después de casi tres años en detención preventiva y cinco semanas de un proceso acelerado en el Tribunal Penal Especial, mi hermana ha sido condenada hoy a cinco años y ocho meses de cárcel, usando leyes antiterroristas”, confirmó en su momento Alia al Hathloul, otra de las hermanas de la activista.

Alia, junto a sus hermanos Lina y Walid han sido los portavoces del caso y afirman que no van a descansar hasta que no esté libre.

Como parte del caso, una semana antes del veredicto la defensa de Loujain denunció torturas y malos tratos. El juez de un tribunal ordinario lo desestimó, debido a que sus declaraciones no fueron suficientes y a que no había podido identificar a los responsables al estar con los ojos tapados.

Según organizaciones de derechos humanos y la familia al Hathloul, Loujain y otras dos mujeres sufrieron golpes, descargas eléctricas y falsos ahogamientos (técnica conocida como waterboarding).

Este mediático caso es una evidencia clara de la criminalización del activismo por los derechos humanos. Y, una muestra más, del largo camino que queda por recorrer en pos de la igualdad entre mujeres y hombres.

VIDEO RECOMENDADO

Decenas de miles de manifestantes en Birmania contra el golpe de Estado
Decenas de miles de birmanos se manifestaron el domingo en todo el país contra el golpe de Estado que depuso al gobierno de Aung San Suu Kyi, en las mayores protestas desde la revuelta de 2007. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR