Agencia AFP

Agencia de noticias

Varios miles de manifestantes se concentraron el domingo por la noche en para reclamar la salida del primer ministro israelí , inculpado por corrupción y acusado de mala gestión de la crisis sanitaria, cuando el país vuelve a estar confinado desde el viernes.

Las manifestaciones fueron autorizadas pese al reconfinamiento, según el cual los israelíes solo pueden salir a un kilómetro de sus casas para pasear, y más allá únicamente para comprar o para trabajar si su profesión es considerada esencial.

Pese a las nuevas restricciones, los manifestantes fueron igual de numerosos el domingo que durante las protestas que se han organizado cada sábado desde hace cerca de tres meses frente a la vivienda de Netanyahu en Jerusalén, constató un periodista de la AFP.

Los participantes llevaban mascarillas, pero no respetaron las medidas de distancia física impuestas para luchar contra la propagación del nuevo coronavirus.

La policía indicó que las barricadas que había colocado en el lugar de la manifestación fueron derribadas por los manifestantes que “no escucharon las reglas”.

Un conductor que intentó empotrar su vehículo contra las barricadas fue detenido, según la policía, que no dio más detalles.

Israel, uno de los países que registró la mayor tasa de contagios de nuevo coronavirus per cápita en las dos últimas semanas, volvió a confinarse el viernes y por al menos tres semanas.

El reconfinamiento comenzó en el primer día de la temporada de las fiestas judías, lo que creó el descontento de una gran parte de la población.

Las autoridades habían impuesto a principios de septiembre un confinamiento parcial en los sectores con la tasa de infección más elevada, en gran parte localidades judías ultraortodoxas o árabes israelíes.

El país de 9 millones de habitantes es el segundo con la mayor tasa de infección en el mundo, después de Baréin, con 187.396 casos de nuevo coronavirus y 1.236 fallecidos.

______________________

VIDEO RECOMENDADO

Policía de Bielorrusia detiene a centenares de mujeres durante protesta en Minsk. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR