Egipto: Jefe del Ejército insinúa postular a la presidencia
Egipto: Jefe del Ejército insinúa postular a la presidencia

El general , jefe del ejército y hombre fuerte de que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi, declaró hoy que será candidato a las presidenciales “si el pueblo así lo pide”.

"Si me presento, lo haría si me lo pidiera el pueblo y el Ejército", dijo durante una ceremonia militar. La agencia estatal Middle East informó que comandantes militares prometieron "responder al deseo del pueblo egipcio" de que Al Sisi sea candidato a la presidencia.

Al Sisi, de 59 años de edad, fue jefe de la inteligencia militar durante el gobierno de Hosni Mubarak. Fue designado comandante en jefe del poderoso ejército egipcio en el 2012, bajo el gobierno de Mursi. Pero el 3 de julio del 2013 fue el encargado de comunicar la destitución de este último.

Al Sisi alcanzó gran popularidad tras la, sobre todo entre aquellos que están en contra de los islamistas de los . Es común ver sus retratos en lugares públicos e incluso como imagen de souvenirs.

Grupos cercanos al Ejército lanzaron campañas en las últimas semanas para recoger firmas en favor de la candidatura de Al Sisi en los comicios presidenciales, cuya fecha no está fijada aún pero se prevén para mediados del 2014.
 

Referéndum
Al Sisi también llamó a participar en el referéndum constitucional convocado en el país la próxima semana, que se considera el primer gran paso hacia la transición a la democracia, tras el golpe de Estado del 3 de julio.
"Llamo a todo el pueblo de Egipto a participar en la votación del borrador constitucional para rectificar el curso democrático y construir un Estado moderno y democrático para todos los egipcios", afirmó.
El referéndum tendrá lugar el martes y miércoles. El plan trazado por el Ejército tras el derrocamiento de Mursi incluye la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales.
El nuevo texto constitucional, elaborado por un equipo de expertos, principalmente seculares, está desprovisto de referencias islamistas, a diferencia de la controvertida Constitución aprobada durante el breve gobierno de Mursi.