Familiares del adolescente palestino Fahed Al-Astal lloran su asesinato a manos de Israel. (REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa).
Familiares del adolescente palestino Fahed Al-Astal lloran su asesinato a manos de Israel. (REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa).
Redacción EC

Ciudad de Gaza. Soldados israelíes mataron a tiros el viernes a un adolescente palestino en , en la frontera con , y combatientes palestinos lanzaron en la noche un cohete hacia el sur israelí al parecer en represalia.

El ejército israelí dijo que un proyectil fue disparado desde Gaza sin que hubiera informes de víctimas o daños. En respuesta, la aviación israelí atacó un campamento vacío de Hamas, el grupo rebelde islámico que gobierna Gaza.

El ministerio de salud de Gaza dijo que Fahed al-Astal, de 16 años, murió de un balazo en el estómago y que cuatro personas más resultaron heridas.

Según testigos, decenas de personas se congregaron cerca de la valla perimetral al este de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza, aunque no había manifestación oficial prevista para ese lugar.

Los deudos cargan el cuerpo del adolescente palestino Fahed Al-Astal. (REUTERS / Ibraheem Abu Mustafa).
Los deudos cargan el cuerpo del adolescente palestino Fahed Al-Astal. (REUTERS / Ibraheem Abu Mustafa).

Avichay Adraee, portavoz árabe del ejército israelí, dijo que algunos palestinos intentaron aproximarse a la cerca y cometer actos de sabotaje, y las fuerzas utilizaron medios de dispersión para mantenerlos a raya.

Por tercera semana consecutiva, Hamas canceló las habituales protestas de los viernes por temor a inestabilidad.

A principios de mes, Israel y el grupo rebelde menor Yihad Islámica escenificaron dos días de lucha. Una tregua provisional negociada por Egipto y Naciones Unidas puso fin a la ronda de violencia, aunque persiste la volatilidad.

El viernes, un combatiente de Yihad Islámico murió de las heridas sufridas en los enfrentamientos y se convirtió en el 20mo rebelde caído en la reciente racha de violencia. Quince personas no combatientes también murieron en la lucha.

Fuente: AP