Redacción EC

Beirut (EFE) Rebeldes islamistas afirmaron hoy haber matado a al menos cincuenta soldados en un atentado contra el hotel Carlton de Alepo, en pleno casco histórico de la ciudad; una cifra que fue rebajada por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que informó de catorce fallecidos. La ONG destacó que el inmueble quedó completamente destruido por el estallido.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, subrayó que el atentado ha causado grandes daños en sitios históricos de la localidad.

Una fuente del Frente Islámico en Alepo, que pidió el anonimato, dijo a los medios que los insurgentes colocaron 30 toneladas de explosivos en un túnel que cavaron por debajo del hotel.

La fuente detalló que el corredor mide 80 metros de longitud y que los rebeldes emplearon herramientas muy básicas para excavarlo, por lo que trabajaron muchos días para preparar el atentado, ya que avanzaban un metro cada jornada.

No es la primera vez que el hotel es blanco de un ataque, ya que en febrero fue objetivo de un atentado cometido de forma similar que ocasionó la muerte de cinco efectivos del régimen.

El hotel Carlton se encuentra en pleno corazón del casco histórico de Alepo y está muy próximo a su ciudadela.

La ciudad antigua de Alepo entró a formar parte en 1986 de la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en reconocimiento a "sus raros y auténticos estilos arquitectónicos árabes" y por ser testimonio "del desarrollo cultural, social y tecnológico desde el periodo de los mamelucos".