El presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi. EFE
El presidente electo de Irán, Ebrahim Raisi. EFE
Agencia EFE

Agencia de noticias

Irak y Siria, estrechos aliados de , felicitaron hoy al clérigo ultraconservador , que ganó las elecciones presidenciales iraníes con un 62 % de los votos, a lo que también se sumó Emiratos Árabes Unidos (EAU), uno de sus rivales árabes en el golfo Pérsico.

El presidente de Irak, Barham Saleh, mandó un telegrama de felicitación a Raisi y le expresó su deseo de “reforzar las firmes relaciones” entre ambos países, así como de continuar su colaboración en la lucha contra el terrorismo y de hacer frente a “las consecuencias que amenazan la paz y la seguridad” en Oriente Medio.

Además, el primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, mantuvo la primera llamada telefónica con el presidente electo iraquí y le trasladó su aspiración a “una mayor cooperación conjunta en diversos campos, especialmente en el económico”, según un comunicado difundido por su oficina.

Irán es uno de los principales aliados comerciales de Irak, al que exporta grandes cantidades de electricidad para satisfacer las necesidades de suministro de la población, y tiene una gran influencia política en el país árabe (de mayoría de población musulmana chií, como los iraníes) puesto que gran parte de la oposición iraquí se exilió en territorio iraní durante la dictadura de Sadam Hussein (1979-2003).

Por su parte, el presidente sirio, Bachar al Asad, también mandó un telegrama a Raisi para expresarle sus “cálidas felicitaciones”, según la agencia estatal SANA.

Al Asad deseó “éxito” al presidente electo iraní y le animó a seguir por “la ruta de la revolución islámica” para conducir a Irán hacia “más prosperidad”, mientras que pidió también “resistencia frente a todos los planes que tienen como fin romper su voluntad y saquear su decisión independiente”, en alusión a Estados Unidos.

El presidente de Emiratos, el jeque Jalifa bin Zayed al Nahyan, mandó un mensaje de felicitación a Raisi, informó la agencia oficial emiratí, WAM, que no ofreció más detalles.

Emiratos es uno de los principales rivales de Irán en el golfo Pérsico, junto con Arabia Saudí y Baréin, y las relaciones entre ellos y Teherán suelen ser escasas y tirantes, sobre todo en los últimos años en los que han hecho frente común con Estados Unidos ante el régimen de los ayatolás.

Sin embargo, durante la pandemia del coronavirus el Gobierno emiratí mandó grandes cantidades de ayuda y suministros médicos a Irán a pesar de su enemistad, una medida que fue justificada en su momento para “contener la propagación” de la covid-19.

Por otra parte, Omán, un país que ha ejercido tradicionalmente como mediador entre los diferentes países de Oriente Medio y especialmente entre los árabes del golfo Pérsico e Irán, también felicitó al nuevo presidente electo iraní en un telegrama mandado por el sultán Haitham bin Tareq al Said, según la agencia ONA.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR