Durante las revueltas contra la dictadura de su padre, que estallaron en Libia en febrero del 2011, reprimió la revolución, causando más de 10.000 muertos. (Foto: AP)
Durante las revueltas contra la dictadura de su padre, que estallaron en Libia en febrero del 2011, reprimió la revolución, causando más de 10.000 muertos. (Foto: AP)
Redacción EC

Un grupo armado libio anunció el sábado haber liberado al segundo hijo menor del ex dictador de ese país Muamar Gadafi, Saif Al Islam, condenado a muerte en Libia y sobre el que pesa una orden de arresto de la Corte Penal Internacional (CPI).


Un comunicado por sus captores, el Batallón Abu Bakr al-Siddiq, señaló que Saif al Islam fue liberado el viernes, pero no dio detalles de su paradero.

Saif al Islam Gadafi, cuyo nombre significa "Espada del Islam", es el hijo más destacado de Muamar Gadafi, que dirigió Libia con mano dura durante 42 años. Fue capturado por miembros del batallón a finales de 2011, el año en el que un levantamiento popular derrocó a su padre.

Nacido el 25 de junio de 1972 en Trípoli, Saif Al Islam no desempeñó ningún cargo oficial pero representó varias veces a Libia en el marco de negociaciones internacionales y está considerado el artífice de las reformas de modernización de su país.

Estudió arquitectura en Austria y completó su formación en la London School of Economics, antes de presidir la Fundación Gadafi para el Desarrollo, creada en 1997 y desde la que actuó como mediador en conflictos o secuestros de grupos terroristas.

Su nombre saltó a la esfera internacional en el 2000, al mediar en la liberación de un grupo de rehenes occidentales del grupo islamista Abu Sayaf en la isla filipina de Jolo.

También jugó un importante papel en las indemnizaciones que Libia tuvo que abonar en el 2003 a las víctimas por el atentado de Lockerbie, y por los ataques contra una discoteca de Berlín en 1986 y un avión de la compañía UTA en 1989, de los que se responsabilizó al Estado libio.

En el 2007 fue pieza clave en la resolución del caso de las enfermeras búlgaras y el médico palestino condenados a muerte por un tribunal libio, acusados de contagiar el sida a más de 400 niños en un hospital de Bengasi y que finalmente fueron puestos en libertad.

El 20 de octubre de 2011, el Consejo Nacional de Transición anunció la captura y muerte de su padre y el 19 de noviembre Saif fue finalmente detenido en la ciudad de Zintan, a 159 kilómetros al suroeste de Trípoli.

Había sido designado por su progenitor como su sucesor al frente de la Yahamiriya, el nombre que Gadafi dio a la nueva República libia en 1977.

Durante las revueltas contra la dictadura de su padre, que estallaron en Libia en febrero del 2011, reprimió la revolución, causando más de 10.000 muertos. Por ello, la Corte Penal Internacional pidió su arresto junto con el de su padre bajo acusaciones de crímenes de lesa humanidad.

Las autoridades libias y la Corte Penal Internacional se disputan el derecho a juzgarlo.

En julio de 2016, los abogados de Saif al Islam afirmaron que su cliente había sido liberado gracias a una amnistía decretada en abril de 2016 por las autoridades libias no reconocidas, establecidas en el este del país.

Sin embargo, esa amnistía no es aplicable para personas acusadas de crímenes contra la humanidad, como Saif Al Islam Gadafi.

En total, tres de los siete hijos de Gadafi murieron durante la revolución. Uno de los supervivientes, Saadi Gadafi, todavía está siendo juzgado en Libia por su presunta implicación en la represión y el asesinato de un ex entrenador de fútbol.

La viuda del dirigente derrocado, Safia, y otros tres hijos suyos, hallaron refugio en Argelia y, luego, en Omán.

Fuente: Agencias

VEA LO ÚLTIMO DE MUNDO...