El asalto se produjo en un sector cercano a la localidad de Mleiha Al Atsh. En la foto, un soldado sirio dispara un arma antiaérea en la aldea de al-Jabiriya en el campo al norte de la provincia de Hama. (Foto: AFP)
El asalto se produjo en un sector cercano a la localidad de Mleiha Al Atsh. En la foto, un soldado sirio dispara un arma antiaérea en la aldea de al-Jabiriya en el campo al norte de la provincia de Hama. (Foto: AFP)

Beirut. El grupo reivindicó un ataque suicida que el sábado mató a seis militares del ejército de en un puesto de control de la provincia de Deraa, en el sur del país.

El asalto se produjo en un sector cercano a la localidad de Mleiha Al Atsh, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

En un comunicado publicado el sábado por la noche en Telegram, el grupo EI informaba de una "operación kamikaze" llevada a cabo por sus hombres, que dispararon contra un grupo de militares y luego "detonaron su cinturón de explosivos".

Según el OSDH, un "kamikaze en moto se inmoló contra un punto de control de los militares y milicias aliadas en una carretera, matando a seis militares y dejando heridos".

La agencia de prensa oficial Sana dio una versión diferente de los hechos, al indicar que hubo "heridos" y que "un terrorista se inmoló con su cinturón de explosivos durante un bombardeo del ejército contra un reducto terrorista".

Las fuerzas prorrégimen situadas en Deraa son blanco de ataques casi diarios, que no suelen dejar víctimas, recordó el OSDH.

La provincia de Deraa fue arrebatada a los rebeldes en el verano de 2018 por las fuerzas gubernamentales, apoyadas por Rusia. Pero aún quedan yihadistas en la zona, arrinconados.

Los yihadistas del EI siguen diseminados asimismo por el vasto desierto del centro de Siria, donde se producen enfrentamientos esporádicos entre éstos y las fuerzas de seguridad.

En marzo, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, anunciaron el fin del "califato" autoproclamado por el EI, tras la conquista de un último reducto yihadista, en el este de de Siria.

La guerra en Siria, que estalló en 2011 a raíz de la represión de unas manifestaciones prodemocracia, ha dejado más de 370.000 muertos y millones de desplazados.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS