Así son los sanguinarios talibanes de Pakistán
Así son los sanguinarios talibanes de Pakistán

Los talibanes pakistaníes, que reivindicaron el ataque que dejó al menos 148 muertos el martes, tras haber intentado matar en el 2012 a la hoy premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai, son el principal grupo islamista de Pakistán.

Malala, de 16 años, se hizo mundialmente conocida tras lograr sobrevivir a un intento de asesinato por los talibanes en el valle del Swat, región de la que es originaria, en octubre del 2012, antes de obtener el Nobel este año.

Considerado un grupo terrorista por Estados Unidos desde el 2010, se piensa que el Tehreek-e-Taliban Pakistan o Movimiento de los Talibanes en Pakistán (TTP) tiene estrechos vínculos con la red terrorista Al Qaeda.

El TTP declaró la "guerra santa" contra el gobierno de Islamabad en el 2007 para denunciar su alianza con Estados Unidos. Innumerables ataques del movimiento y sus aliados han dejado desde entonces miles de muertos en el país.

En realidad el TTP es una organización que agrupa a una treintena de facciones yihadistas armadas que pretenden establecer un Estado islámico y que luchan contra el Gobierno Pakistaní.

Nació en el 2007 bajo el liderazgo de Baitulá Mehsud, que fue abatido por EE.UU. en el 2009. La organización se creó como reacción al sitio de una mezquita, en Islamabad, por las fuerzas gubernamentales, en el 2007, acusando al gobierno de Pakistán de ayudar a Washington en su guerra contra el terrorismo.

Pakistán acusa a Baitulá Mehsud de haber planeado en el 2007 el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto.

El actual líder de los talibanes pakistaníes es el mulá Fazlullah, que tiene su base en el del valle del Swat, una zona tribal donde el Estado no gobierna. El mulá Fazlullah es quien ordenó el ataque contra Malala.

El TTP reivindicó el martes uno de los atentados más sangrientos cometidos en varios años, un ataque muy significativo porque su blanco eran los hijos de militares.

Mohamed Umar Jorasani, portavoz del TTP, dijo que se ordenó a los autores del ataque "disparar a los estudiantes más mayores, pero no a los niños", afirmando que el objetivo de la operación era vengar a sus combatientes muertos en la ofensiva militar contra ellos en sus bastiones cerca de Peshawar, según la agencia AFP.

Estados Unidos, que lleva cerca de diez años bombardeando las zonas tribales del noroeste de Pakistán, había frenado sus operaciones a principios de este año para facilitar las negociaciones de paz entre el gobierno de Islamabad y el TTP.

Pero Washington decidió reanudar los ataques tras una operación en junio del ejército pakistaní en Waziristán del Norte.

Desde que empezó esta operación, más de mil insurgentes han muerto, según las fuerzas pakistaníes, aunque los talibanes aseguran que muchos de sus combatientes abandonaron la zona al comenzar la ofensiva.

Waziristán del Norte es una zona tribal paquistaní cercana a la frontera con Afganistán que sirve de refugio a los insurgentes talibanes, afganos y paquistaníes y a otros grupos relacionados con Al Qaeda.