(Foto: EFE)
Agencia EFE

Agencia de noticias

La Federación Nacional Campesina (FNC) decidió hoy adoptar una "lucha más ofensiva" en la conquista de la tierra, además de seguir defendiendo los asentamientos campesinos y la instauración de la producción nacional, tres pautas para la consecución de una reforma agraria en

Esas guías fueron establecidas en el 26 congreso de la FNC celebrado entre el jueves y el viernes en el centro de Asunción, donde participaron cientos de labriegos.

"Organización y lucha, no hay otro camino. Tenemos experiencia de conquista de más de 300.000 hectáreas de tierra gracias a la organización, la lucha y la ocupación de tierras", dijo a EFE Marcial Gómez, secretario general adjunto de la FNC.

Gómez explicó que para la defensa de los asentamientos la estrategia será "llevar adelante en toda las formas de resistencia que fueran necesarias" frente a los abusos de "los latifundistas, los grandes agroexportadores, los productores sojeros y del propio Estado".

En cuanto a la recuperación de tierras para la producción campesina, Gómez agregó que pasarán de la actual "movilización y lucha de defensa" a una "lucha más ofensiva en cuanto a la necesidad de seguir conquistando pedazos de tierra".

Gómez explicó que existen en Paraguay un millón de hectáreas pertenecientes a la reforma agraria pero que están en manos de propietarios "no sujetos" a dicha reforma.

Además denunció la existencia de 8 millones de hectáreas que están registradas y documentadas como tierras mal habidas, que se adjudicaron de "forma ilegal" a políticos y militares durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

"Distribuir esas tierras, generar nuevos asentamientos y fortalecer con una política de desarrollo productivo en los asentamientos, fundamentalmente los productos de alimento nacional y materia prima que necesitamos industrializar en nuestro país. En ese sentido tiene que avanzar la política de reforma agraria", dijo.

La tercera parte de la estrategia establecida por la FNC pasa por defender la producción nacional para revertir la situación de importación de alimentos básicos existente en Paraguay.

"En nuestro país estamos importando productos de alimentos básicos. Más del 50 % del total de lo que se consume en nuestro país es de afuera y eso significa pérdida de nuestra soberanía y cada vez más se van reduciendo los rubros del producto nacional", afirmó Gómez.

La idea es "la defensa de nuestra semilla nacional, multiplicar la semilla tradicional, producir alimentos y también fortalecer nuestra lucha frente al Estado paraguayo para que se revierta nuevamente esta política intencional", añadió.

La FNC aglutina a 20.000 familias de 10 departamentos de Paraguay.

Paraguay es el país suramericano con mayor porcentaje de población campesina, que representa a 35 % del total de la población, lo que equivale a 2,5 millones de personas.

El país suramericano tiene también la mayor concentración en la propiedad de la tierra del mundo, donde el 90 % de los terrenos están en manos del 5 % de los propietarios, según datos de la organización Oxfam.

TAGS RELACIONADOS