Vladimir Putin, presidente de Rusia. (Foto: REUTERS / Maxim Shemetov)
Vladimir Putin, presidente de Rusia. (Foto: REUTERS / Maxim Shemetov)
Redacción EC

podría obtener poderes para restringir el acceso a los gigantes de las redes sociales estadounidenses si “discriminan” a los medios rusos e imponer grandes multas a las plataformas que no eliminen contenido prohibido, según los proyectos de ley aprobados por la Cámara baja del Parlamento ruso esta semana.

MIRA: Llega a Chile el primer lote de vacunas contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech

Los autores de los dos proyectos de ley dijeron que las infracciones de YouTube y Facebook demostraron la necesidad de la legislación, que reforma parte de un impulso para aumentar la “soberanía” de Rusia en Internet y ha alimentado los temores de controles progresivos al estilo de China.

El primer proyecto de ley permitiría a Rusia restringir o bloquear completamente los sitios web siguiendo lo que los legisladores dijeron que eran quejas de los medios estatales de que sus cuentas estaban siendo tratadas con prejuicios por Twitter, Facebook y Youtube.

comenzó a etiquetar en agosto las cuentas de varios medios de comunicación rusos con la descripción de “medios afiliados al estado”, junto con sus principales dirigentes y algunos funcionarios clave del gobierno, una medida denunciada por Rusia en ese momento, .

La segunda ley permitiría a Rusia multar a los proveedores y sitios de Internet con entre el 10% y el 20% de su facturación en Rusia del año anterior si no eliminan de forma repetida contenidos prohibidos.

El proyecto establece una multa máxima de 8 millones de rublos (106.130 dólares) para la primera vez que los sitios no eliminen contenido que aliente actividades extremistas o incluya información sobre drogas recreativas y abuso sexual infantil.

Los autores de las iniciativas dijeron que YouTube, Twitter, Facebook e Instagram no habían eliminado cientos de páginas URL con contenido prohibido, como exige la ley rusa.

Se espera que los dos proyectos se conviertan en ley, aunque aún deben ser aprobados por la Cámara alta y firmados por el presidente Vladimir Putin.

Sitios como YouTube se han convertido en recursos vitales para los críticos del Kremlin, que dicen que están efectivamente prohibidos en la televisión estatal, que se transmite en las 11 zonas horarias de Rusia.

Las intenciones de Putin

Francesco Tucci, politólogo italiano radicado en el Perú y catedrático de la Universidad Católica y la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, dice a El Comercio que Rusia viene fabricando desde hace años leyes que se relacionan con el internet. “Este último proyecto de ley, efectivamente, va a endurecer la postura en contra de la libertad de expresión, estableciendo medidas contra las opiniones en redes sociales y sitios web. Personas que realizan opiniones consideradas difamatorias contra el gobierno podrían ir a prisión entre dos a cinco años. El proyecto no solo introduce una forma de censura sino también la posibilidad de que se puedan bloquear sitios extranjeros que ‘discriminan’ los medios rusos”, señala.

“Anteriormente, por el mes de abril, la Duma aprobó una ley que faculta al gobierno de Putin a desconectar el internet. Se ha creado Rusianet, algo parecido a China: con esta ley, el gobierno tiene la facultad de desconectar a los ciudadanos de la red mundial, quitándoles la capacidad de informase con fuentes extranjeras y neutrales. El gobierno de Putin quiere controlar de manera contundente internet y las redes sociales, algo que en una democracia es impensable e imposible”, añade Tucci.

Por su parte, Alexei Navalny, crítico del Kremlin, señala que, si el proyecto se convierte en ley, debería aplicarse también contra las autoridades rusas. “Recuerdo muy bien cómo Putin declaró la victoria sobre el coronavirus este verano”, escribe Navalny en Twitter, en referencia al aumento de las infecciones por COVID-19 que comenzó poco después de los comentarios del presidente.

El mandatario ruso ha pedido que Rusia cree sus propias plataformas de redes sociales para obtener un mayor control.

El principal holding de medios de Rusia, Gazprom-Media, lanzará una aplicación similar a la red social TikTok, desarrollada con el apoyo de una fundación dirigida por una de las supuestas hijas de Putin.

El diario de negocios , Alexander Zharov, diciendo que la aplicación fue desarrollada con el apoyo de la fundación Innopraktika, dirigida por Katerina Tikhonova, una de las supuestas hijas de Putin.

Añadió que el holding --perteneciente al gigante energético estatal Gazprom-- había comprado un servicio llamado “Ya Molodets” (“Soy genial”).

Gazprom-Media “utilizará el software del proyecto para acelerar la creación de un nuevo servicio de video para blogueros rusos”, dijo Zharov, y agregó que se lanzará dentro de dos años. La aplicación permitirá el intercambio de videos cortos, similar a la red social china TikTok.

Caso peruano

En mayo del año 2019, el excongresista Clayton Galván, de la bancada Cambio 21, presentó un proyecto de “ley que regula la utilización indebida de redes sociales”. Sin embargo, cuatro meses después el mismo legislador retiró su propuesta y esta fue archivada como consta en la .

La iniciativa tenía por objeto “regular como forma agravada del delito de difamación la utilización indebida de redes sociales para atribuir a una persona un hecho, cualidad o conducta que pueda perjudicar sus derechos fundamentales al honor y buena reputación”.

Para tal fin, proponía modificar el tercer párrafo del artículo 132 del Código Penal para, además, incrementar la pena actualmente establecida.

En en aquellas fechas, Galván explicó que su proyecto buscaba sancionar a “suplantadores”, así como a “trolls”, que con sus mensajes clandestinos buscan “desprestigiar a personas, autoridades u organizaciones”.

La propuesta fue criticada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que expresó su completo rechazo al proyecto de ley.

VIDEO RECOMENDADO

Último recuento de casos confirmados de COVID-19 en América Latina y el Caribe 24/12/2020

TE PUEDE INTERESAR