(Foto:AFP)
(Foto:AFP)
Redacción EC

Tras los interrogatorios, el juez Andreu de la Audiencia Nacional (el tribunal español que investiga delitos de terrorismo), envió a prisión sin fianza a Mohamed Houli Chemlal y Dris Oukabir, mientras que para Salah El Karib ha prorrogado su detención durante 72 horas más. El único que ha quedado en libertad provisional fue Mohamed Aallaa, de 27 años, por no tener indicios “demasiado sólidos” de colaboración con la célula terrorista.

Aallaa señaló en su declaración ante la Audiencia Nacional de Madrid que el vehículo que está a su nombre y con el que se cometió el atentado de Cambrils, era en realidad de su hermano.

El propietario explicó que el Audi A3 estaba a su nombre "por temas de seguros", pero que realmente lo usaba su hermano Said, de 19 años, abatido por la policía en ese atentado junto a otros cuatro miembros de la célula. Aallaa añadió que él cuenta con otro automóvil, un Seat Ibiza, que es el que usa.

El marroquí detenido en Ripoll es el hermano de dos de los implicados, uno muerto con seguridad en Cambrils, Said, y el otro, Youssef, fallecido presuntamente en la explosión de la casa de Alcanar, 200 km al sur de Barcelona, donde estalló las bombas que preparaban para los atentados.

Fuente: Agencias