Abu Bakr al Bagdadi, nombrado califa del Estado Islámico por los terroristas, fue abatido durante una operación realizada por Estados Unidos en Siria a fines de octubre. (Archivo AP)
Abu Bakr al Bagdadi, nombrado califa del Estado Islámico por los terroristas, fue abatido durante una operación realizada por Estados Unidos en Siria a fines de octubre. (Archivo AP)

Londres [AP]. Uno de los fundadores y principales ideólogos del grupo yihadista fue identificado por varios servicios de inteligencia como el sucesor de al frente de la organización, indicó el lunes el diario británico The Guardian.

Poco después de la muerte de Al Bagdadi en una operación de Estados Unidos en Siria, a finales de octubre, el grupo Estado Islámico nombró a Abu Ibrahim al Hashemi al Qurashi como el nuevo “califa de los musulmanes”. Pero a este último los analistas no lo conocían, algunos incluso llegaron a dudar de su existencia, y un responsable estadounidense de alto rango lo llegó a calificar de “perfecto desconocido”.

Según The Guardian, que cita a responsables de dos servicios de inteligencia que no precisó, la organización está dirigida por Amir Mohamad Abdel Rahman al Maula al Salbi, uno de los fundadores del grupo, “considerado como uno de sus ideólogos”.

Considerado uno de los ideólogos del grupo yihadista, Amir Mohamad Abdel Rahman al Maula al Salbi, quien jugó un papel clave en la persecución de los yazidíes, sería el reemplazo de Abu Bakr al Bagdadi al frente de la organización terrorista. (Twitter)
Considerado uno de los ideólogos del grupo yihadista, Amir Mohamad Abdel Rahman al Maula al Salbi, quien jugó un papel clave en la persecución de los yazidíes, sería el reemplazo de Abu Bakr al Bagdadi al frente de la organización terrorista. (Twitter)

Originario de una familia de la minoría turcomana de Irak, es uno de los pocos miembros de la dirección del Estado Islámico que no son árabes. Graduado por la universidad de Mosul, habría jugado un papel clave en la persecución de los yazidíes, una comunidad religiosa ancestral que estuvo en el punto de mira de los yihadistas de Irak en 2014.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el 27 de octubre la muerte de Al Bagdadi durante una intervención la noche anterior en el noroeste de Siria, a unos kilómetros de la frontera turca.

Desde que se autoproclamó en 2014 “califa” de un territorio que llegó a contar con hasta 7 millones de habitantes, entre Siria e Irak, Al Bagdadi se convirtió en el hombre más buscado del mundo.