Bruselas se encuentra en estado de alerta máxima una semana después de los atentados en y tras conocerse que existen indicios concretos de planes para cometer un atentado terrorista con armas y explosivos, según afirmó hoy el primer ministro Charles Michel.

Michel señaló que existen indicios de atentados en varios lugares como centros comerciales o medios de transporte públicos. Debido a las informaciones sobre "una amenaza seria e inminente" la noche del viernes al sábado se decretó para Bruselas el nivel cuarto, la alerta máxima, dijo el primer ministro, según la agencia de noticias belga.

La actividad en la capital centroeuropea se fue reduciendo considerablemente a lo largo de la jornada. En el centro, muchos comercios cerraron y las calles de compras se fueron vaciando. El metro permanecerá cerrado hasta las 2 p.m. del domingo (9 a.m. en el Perú) y en las estaciones de tren se reforzaron los controles a los pasajeros al tiempo que se podía ver a soldados patrullando.

El Atomium, uno de los reclamos turísticos de la ciudad, permanecía cerrado hoy. Se canceló además el festival de música Sound/Check, así como un concierto del cantante Johnny Hallyday y los partidos de fútbol que se iban a jugar este fin de semana en la región de Bruselas.

Bélgica pasó a un primer plano tras la serie de ataques en la capital francesa por los estrechos lazos de los agresores con Bruselas. El presunto organizador de los ataques Abdelhamid Abaaoud era belga de raíces marroquíes y vivió en el pasado en el barrio de Molenbeek.

Bruselas es además sede de numerosas instituciones europeas y de la OTAN. En la región capitalina viven más de un millón de personas.

La fiscalía de Bruselas comunicó que el viernes, durante el registro de la vivienda de un sospechoso encontraron armas, pero no explosivos. La persona en cuestión está relaciona con los atentados de París. El presunto "cerebro" de los ataques, Abaaoud, murió el miércoles durante un operativo antiterrorista en el municipio francés de Saint Denis, al norte de París. Siete de las ocho personas que fueron detenidas ese día en la localidad francesa han sido puestas en libertad.

Tras el asalto a la vivienda el miércoles se hallaron tres cadáveres, de dos hombres y una mujer. Además de Abaaoud (de 28 años) y su prima de 26 Hasna Aitboulahcen se hallaron los restos de un tercer hombre que todavía no ha sido identificado.

En Turquía, la policía detuvo a un belga de origen marroquí por presunta conexión con los ataques, según informa hoy la agencia turca Dogan. Se cree que el detenido podría estar relacionado con los atentados del 13 de noviembre.

El lunes, el primer ministro británico David Cameron se reunirá el lunes con Hollande para conversar principalmente sobre la lucha contra Estado Islámico. En Francia, la prohibición de celebrar manifestaciones en París se prolongará hasta fines de noviembre.

En tanto, el Consejo de Seguridad aprobó hoy por unanimidad un proyecto de resolución presentado por Francia en el que insta a todos los miembros de la ONU a frenar el avance de la milicia terrorista Estado Islámico. Se insta asimismo a los países miembros a bloquear la finaciación de la milicia y a impedir que islamistas extranjeros viajen a Siria. El Estado Islámico reivindicó los ataques del 13 de noviembre en París en los que murieron 130 personas y centenares resultaron heridas.

Fuente: DPA