Rama siria de Al Qaeda mostró a sus rehenes extranjeros (VIDEO)
Rama siria de Al Qaeda mostró a sus rehenes extranjeros (VIDEO)
Redacción EC

 

Beirut (EFE)

Nueve policías y soldados libaneses capturados durante los enfrentamientos registrados este mes en la frontera con el yihadista , pidieron en un vídeo a la milicia chií libanesa Hezbolá que abandone la lucha en Siria.

El video, difundido en las redes sociales del Frente Al Nusra (filial de en ), muestra a cinco policías y a cuatro militares, aparentemente en buen estado de salud.

Sentados en el suelo y teniendo como fondo la bandera del grupo yihadista, los secuestrados aseguran que si Hezbolá no deja de apoyar al régimen sirio, ellos serán ejecutados.

Un soldado llamado Mohamed Maaruf pide a su familia y vecinos que organicen manifestaciones para presionar al "partido apóstata", en referencia a Hezbolá.

Critica que el grupo chií mata a suníes en Siria y subraya que de no adoptar Hezbolá esa decisión "morirán todos" los secuestrados.

Durante los cinco minutos de duración de la cinta, otro soldado, que se identifica como chií, dice a Hezbolá que no tiene "nada que hacer en Siria".

Un tercer secuestrado afirma estar enfermo del riñón, pero asegura que sus secuestradores le están proporcionando medicinas.

La difusión del video se produce horas después de que el Comité de ulemas, que mediaba para obtener la liberación de la treintena de soldados y policías en manos de los yihadistas, suspendiera su mediación.

El primer ministro libanés, Tamam Salam, no desea revelar detalles de las negociaciones en curso para "garantizar su éxito" y ha pedido a los medios que respeten a las familias de los rehenes y no publiquen informes sensacionalistas.

Por su parte, el jefe del Ejército, general Jean Kajwayi, ha afirmado que sin la respuesta de la institución castrense a los yihadistas "las repercusiones en el Líbano hubieran sido muy graves".

Del 2 al 7 de agosto, cruentos combates entre el ejército y los yihadistas en la región de Arsal, fronteriza con Siria, causaron en las filas castrenses al menos 19 muertos, 86 heridos y 22 desaparecidos.

Kajwayi reveló que las fuerzas de seguridad fueron atacadas por 190 milicianos sirios y extranjeros en Arsal, donde hay unos 120.000 refugiados sirios.