Madrid. Seis de las personas que resultaron heridas en el atentado contra una playa en Túnez seguían "graves", dos días después ataque que dejó 39 muertos, informó este domingo la empresa española dueña del complejo. 

"El número de hospitalizados desciende constantemente aunque nuestros pensamientos están con los seis heridos que se encuentran en estado grave", dijo en un comunicado la empresa dueña del complejo.

El viernes, un tunecino irrumpió en la playa del hotel Riu Imperial Marhaba, en Port El Kantaoui, cerca de Susa, 140 km al sur de la capital de Túnez, con un fusil kalachnikov escondido en su sombrilla y disparó contra los turistas. Este fue el ataque más sangriento que ha sufrido el país en la historia reciente. 

Fuente: AFP