Redacción EC

Nueva Delhi (Agencias) Dos edificios colapsaron por separado el sábado en la , dejando por lo menos 21 muertos. Uno de ellos se registró en la capital, Nueva Delhi, donde un edificio residencial de cuatro pisos se desplomó producto de las intensas lluvias, las cuales habrían debilitado la improvisada estructura de 50 años de antigüedad. 

Como resultado al menos 11 personas murieron, entre ellas cinco niños, según la policía. Un herido permanece hospitalizado y otras 14 personas pudieron ser rescatadas con lesiones leves. 

Por otro lado, en el estado de (sureste de India) un edificio en construcción de once pisos también se derrumbó provocando la muerte de al menos 10 personas, 4 de ellos murieron en el acto y el resto en el hospital por la gravedad de sus heridas. Esta cifra podría aumentar porque las autoridades estiman que al menos 50 personas siguen atrapadas entre los escombros. 

Entre 50 a 90 obreros se encontraban cobrando su sueldo en la primera planta del edificio cuando se produjo la tragedia, la cual habría sido originada por el impacto de un . Las autoridades informaron que 31 personas fueron rescatadas.

Dos directores, dos ingenieros y un supervisor de la empresa constructora fueron detenidos por las autoridades. Ellos serán interrogados como parte de las investigaciones.

En la India, es usual observar edificaciones construidas ilegalmente, utilizando materiales de muy baja calidad y aumentando el número de pisos sin un control previo.