¿Qué le dijo el Sewol a la Guardia Costera antes de naufragar?
¿Qué le dijo el Sewol a la Guardia Costera antes de naufragar?
Redacción EC

La comunicación sostenida entre un tripulante del Sewol y un miembro del Centro de Tráfico Marítimo de Jindo (VTS) revelan la indecisión y falta de coordinación para evacuar a los pasajeros cuando el ferry ya se encontraba a 45 grados de inclinación. 

La transcripción de los mensajes, brindada por la Guardia Costera, representaría una evidencia clara de la negligencia cometida por las autoridades, lo que convirtió al accidente en una tragedia. 

8:15 a.m. Se siente el "fuerte ruido" en el ferry, las opciones van desde el choque contra una roca hasta el desplazamiento de contenedores producto de un giro brusco de la embarcación.

8:55 a.m. El ferry Sewol, reporta problemas al VTS

9:24 a.m. VTS responde al llamado de auxilio: "Aunque sea difícil de transmitir, por favor vaya y permita a los pasajeros se pongan chalecos salvavidas y más ropa"

A continuación el intercambio de mensajes, entre un tripulante del Sewol, no identificado, y un oficial del VTS, a través de radio, se vuelve continua:

Tripulante del Sewol: "Si este ferry evacúa a los pasajeros, ¿ustedes podrán rescatarlos?"

Oficial del VTS: "¡Por lo menos ordene que se pongan los salvavidas y dígales que escapen!"

Tripulante del Sewol: "Si este ferry evacúa a los pasajeros, ¿serán rescatados de inmediato?"

Oficial del VTS: "¡No los deje ir descubiertos, al menos ordene que se pongan los salvavidas y que escapen!"

Oficial del VTS: "El rescate de vidas humanas... el capitán debe decidir y evacuarlos. No conocemos bien la situación. El capitán debe dar la orden final y decidir si van a evacuar a los pasajeros o no".

Tripulante del Sewol: "No estoy hablando de eso. Pregunté que si evacuamos ahora serán rescatados de inmediato".

Oficial del VTS: "Los barcos patrulla llegarán en 10 minutos al lugar".

Ese fue el último mensaje que el VTS le envió al desconocido miembro de la tripulación del ferry. El oficial ubicado en la costa omitió que hubiera un navío civil que se estaba aproximando a la nave, la cual ya se encontraba en una inclinación de 45°.

El capitán, quien habría sido uno de los primero en escapar de la embarcación, sería juzgado bajo los cargos de abandono del deber y violación del derecho marino, de encontrarse culpable podría ser condenado a cadena perpetua.

Actualmente siete miembros de la tripulación están arrestados y entre los cargos que enfrentan está el de negligencia.