Juan Guaidó dice que el régimen de Nicolás Maduro no lo intimidará tras llegada del FAES cerca de su casa. (AFP).
Juan Guaidó dice que el régimen de Nicolás Maduro no lo intimidará tras llegada del FAES cerca de su casa. (AFP).
Redacción EC

El presidente encargado de , , dijo que no van a lograr intimidar a su familia al aparecer con su hija en brazos en la puerta del edificio donde vive, luego que que denunciara que fuerzas especiales de la policía () estaban afuera de su domicilio preguntando por su esposa Fabiana Rosales.

"Quiero agradecer a mis vecinos, a los ciudadanos que tuvieron a bien denunciar y decir lo que estaba pasando en este momento... Miembros del FAES vinieron en dos motos luego una camioneta blanca sin identificación, se acercaron a preguntar por Fabiana, que estaban buscando información, el objetivo es evidente que no lo lograron, no van a lograr quebrar a la familia venezolana", dijo Guaidó.


"Ellos están midiendo la capacidad de reacción y otra vez el jueguito les sale muy mal. Quiero aprovechar para hablar de amnistía y garantías, nuestro corazón no se va a llenar ni de odio ni de resentimientos", agregó.

Más temprano, durante la presentación en una universidad de su Plan País para rescatar a Venezuela de la crisis, Juan Guaidó denunció que cuerpos élite de seguridad fuerzas especiales de seguridad estaban cerca de su residencia para intimidar a su familia, y responsabilizó al gobierno de Nicolás Maduro.

"El FAES (Fuerzas de Acciones Especiales) está en mi casa, preguntando por Fabiana (la esposa). En este momento la dictadura cree que nos va a amedrentar", aseguró el líder opositor.

Junto a su esposa, Fabiana Rosales, en la tarima del auditorio de una universidad, Guaidó dijo que en su residencia está su hija de 20 meses. "Les hago responsables de cualquier cosa que le puedan hacer a mi bebé", agregó o dirigiéndose a las autoridades.

Estados Unidos, que reconoció a Guaidó como presidente interino, ha advertido que habrá "serias consecuencias" si el gobierno Maduro toma medidas para "dañar" al opositor, presidente del Parlamento de mayoría opositora.

Desafiante, el opositor, de 35 años, dijo salir del auditorio rumbo a su casa, para lo que pidió acompañarlo al cuerpo diplomático, seguidores y otros asistentes al acto.

"Claramente, este fue un intento de intimidación a él y a la oposición", dijo el senador estadounidense Marco Rubio. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó "enérgicamente" intimidación a Guaidó.

Fuente: con información de AFP