Nicolás Maduro (izq.), y el presidente de China, Xi Jinping, saludan durante una reunión en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas. (Foto: Archivo / LEO RAMIREZ / AFP)
Nicolás Maduro (izq.), y el presidente de China, Xi Jinping, saludan durante una reunión en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas. (Foto: Archivo / LEO RAMIREZ / AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

 sancionó el lunes a la empresa estatal china CEIEC, acusándola de apoyar al gobierno de en Venezuela a restringir la disidencia en internet, y reiteró sus cuestionamientos a las elecciones legislativas del próximo domingo en el país sudamericano.

El Departamento del Tesoro dijo en un comunicado que incluyó a la China National Electronics Import & Export Corporation (CEIEC) en su lista negra por colaborar en “restringir el servicio de internet y realizar vigilancia digital y operaciones cibernéticas contra oponentes políticos”.

La medida supone el bloqueo de todos los bienes y activos de CEIEC, o de cualquier entidad en la que esa empresa tenga una participación del 50% o más, que estén en Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses, y la prohibición de toda transacción financiera con individuos y entidades estadounidenses.

“La dependencia del régimen ilegítimo de Maduro en entidades como la CEIEC para avanzar en su agenda autoritaria ilustra aún más la priorización del poder del régimen sobre los valores y procesos democráticos”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Estados Unidos no dudará en apuntar contra cualquiera que ayude a reprimir la voluntad democrática del pueblo venezolano y otros en todo el mundo”, agregó.

Washington, que desconoce por fraudulenta la reelección de Maduro en 2018, incrementó las sanciones y la presión diplomática contra Caracas en enero de 2019, cuando reconoció al jefe parlamentario Juan Guaidó como presidente interino, actualmente considerado el líder legítimo de Venezuela por medio centenar de países.

China, al igual que Rusia, Irán y Cuba, han sido importantes aliados de Maduro.

Según el gobierno estadounidense, la CEIEC proporcionó al gobierno de Maduro una versión del “Gran Cortafuegos” chino, el filtro del poder comunista que impide el acceso de los ciudadanos a material considerado políticamente sensible.

La CEIEC brinda apoyo de software y capacitación a la empresa estatal venezolana de comunicaciones CANTV, que controla el 70% del servicio de internet en toda Venezuela, dijo el Tesoro, indicando que la CANTV bloquea con frecuencia los periódicos independientes online y los discursos de miembros de la oposición.

“No serán libres ni justas”

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, denunció la colaboración de la CEIEC para “socavar” la democracia en Venezuela y descartó que las elecciones legislativas del próximo domingo organizadas por el gobierno de Maduro vayan a ser transparentes.

“La CEIEC ha estado apoyando los esfuerzos maliciosos del régimen de Maduro para reprimir la disidencia política y socavar los procesos democráticos desde 2017”, dijo.

“Los intentos desesperados de Maduro por manipular los procesos democráticos no deben dejar dudas de que las elecciones organizadas por el régimen ilegítimo, incluidas las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, no serán libres ni justas”, apuntó en un comunicado.

La votación del domingo, en la que Maduro espera recuperar la Asamblea Nacional, única institución que no controla, es boicoteada por un grupo mayoritario de la oposición, con Guaidó a la cabeza.

En su sitio web, la CEIEC se presenta como vendedora de “soluciones que protegen los derechos más básicos de todos los ciudadanos” y también menciona intereses comerciales en Bolivia y Ecuador.

El Tesoro dijo que la CEIEC tiene más de 200 subsidiarias y oficinas en todo el mundo y especificó que la decisión del lunes otorga un período de gracia de 45 días para que los socios de la empresa cancelen sus operaciones o enfrenten las penalizaciones de Estados Unidos.

La CEIEC ya fue objeto de sanciones de Estados Unidos de 2006 a 2008 bajo una ley que prohíbe las actividades consideradas como ayuda a la proliferación de armas de Irán y Siria.

El gobierno estadounidense de Donald Trump ha aumentado las sanciones contra sus adversarios Venezuela e Irán mientras se prepara para entregar el poder al presidente electo Joe Biden el 20 de enero.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

____________________________

VIDEO RECOMENDADO

Alemania supera el millón de contagios por coronavirus (AFP).

TE PUEDE INTERESAR