Redacción EC

Tras el apagón nacional del 7 de marzo, que dejó a la mayoría de los estados de sin luz por cuatro días, los seguidores del presidente salen a las calles para darle su apoyo, mientras otros miles marchan en el marco de la Operación Libertad convocada por

El gobierno de Venezuela ha atribuido las fallas a un plan de sabotaje dirigido por la oposición con el apoyo de Estados Unidos. Analistas y opositores sostienen que la crisis en los servicios en consecuencia de la falta de inversiones y mantenimiento de las instalaciones, y la ausencia de personal especializado debido a que muchos de los empleados de las empresas estatales de luz y agua migraron debido a la crisis económica y social que azoto al país suramericano.




“Continuamos el trabajo permanente para estabilizar, normalizar y proteger el suministro de los servicios públicos”, dijo la víspera Maduro en su cuenta de Twitter al llamar a los venezolanos a seguir juntos en “batalla y en resistencia”.

Desde tres puntos del centro y oeste de Caracas partirán las movilizaciones oficialistas que culminarán en los alrededores del palacio de gobierno donde habrá una concentración en la que se espera la participación de Maduro.

Como “cínica” y “criminal” consideró el gobierno venezolano las sanciones que impuso el Departamento del Tesoro a 34 embarcaciones operadas o propiedad de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y empresas de transporte que entregaron petróleo a Cuba en febrero y marzo.

Caracas condenó en un comunicado, que difundió el viernes la Cancillería, las sanciones de Washington al que señaló de colocarse “al margen de los más elementales principios legales” con el fin de “generar sufrimiento en pueblos”.

Fuente: AP

TAGS RELACIONADOS