Redacción EC

Caracas. Monigotes del presidentey del opositor, del mandatario estadounidense e incluso de "los apagones" ardieron este domingo en Caracas durante la tradicional "quema de Judas", cuando sufre su más aguda crisis económica.

Los muñecos fabricados con ropa vieja y rellenos de tela son tradicionalmente quemados al cierre de la celebración de la , para manifestar el rechazo popular hacia algún personaje que se considera un "traidor".

► 
► 

► 

A veces los monigotes representan situaciones que se pretenden conjurar al convertirlos en cenizas.

Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto y video: AFP

Con una antorcha, residentes de El Cementerio (oeste) prendieron fuego a un enorme muñeco que bautizaron "El Apagón", al que previamente colgaron de una horca en medio de la calle y rociaron con combustible.

Su quema congregó a vecinos partidarios del gobierno y de la oposición.

Mientras "El apagón" se consumía, un grupo de jóvenes saltaba y coreaba "¡No volverán!", en alusión a los antichavistas, y otro grupo lanzaba gritos contra Maduro.

Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto y video: AFP
Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto y video: AFP

"No quiero decir quién es, pero es clarísimo: los que no han llevado a esta miseria. Este es un país todavía rico pero la mala administración nos ha llevado a la tumba", dijo a AFP Esperanza Laucho, de 65 años.

El 7 de marzo el país quedó a oscuras por un apagón que se extendió por cinco días y que afectó los servicios hospitalarios, el transporte y el suministro de agua.

Desde entonces han seguido ocurriendo cortes de luz y algunas regiones, sobre todo en el occidente del país, disponen de pocas horas de electricidad por día.

La oposición y expertos culpan del colapso a la ineficiencia y la corrupción del gobierno socialista. Maduro alega que es producto de ataques planeados de Estados Unidos para deponerlo.

- "¡Que lo quemen! -

Claramente caracterizado por sus cabellos amarillos, Trump fue también presa de las llamas en varios barrios de la capital.

Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP
Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP

En una de las escenificaciones, en el bulevar de Sabana Grande, su monigote se acompañaba del de un Guaidó de espaldas, semiagachado y con el pantalón abajo.

Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, se autoproclamó el 23 de enero, luego de declarar "usurpador" a Maduro, alegando que las elecciones en las que resultó electo fueron fraudulentas.

"Por entregar el oro, las reservas y las riquezas del país a los gringos", declamó uno de los presentes al leer "los cargos" por los que se les sentenciaba a muerte. "¡Que los quemen!", respondieron al unísono los vecinos.

"Juan Guaidó ha sido el títere que se ha confabulado para que nuestra patria sea intervenida por Estados Unidos", dijo a la AFP Zuleidy Padilla, unas de las promotoras de esta quema.

Otro Trump, de cuyos bolsillos salían puñados de dólares, esperaba su hora final frente a un edificio de viviendas otorgadas por el gobierno con su plan Misión Vivienda, en Plaza Venezuela.

Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP
Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP

"Él representa a los Estados Unidos, que a donde quieren llevar su ayuda humanitaria lo que llevan es bombas, muerte, destrucción y saqueo", dijo Bedy Querecuto, de 54 años.

Al otro lado de Caracas, un judas bautizado como "Los 8 más odiados" ardió en Chacao (este).

Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP
Guaidó, Maduro y "el apagón" ardieron en la quema de Judas en Venezuela. Foto: AFP

Del monigote pendían fotocopias con los rostros de Maduro, y su esposa Cilia Flores, además de Diosdado Cabello, número dos del oficialismo, y varios ministros.

Son "los rostros de las autoridades que se han burlado del pueblo en todas sus expresiones", manifestó a la AFP Pilar Gutiérrez, a cargo de la iniciativa.

Mientras el gran muñeco se consumía, otra vecina gritaba: "Al que hay que quemar es al de verdad allá en Miraflores", en alusión al palacio presidencial.

Fuente: AFP​