Jorge Ramos llega a Miami tras ser deportado de Venezuela por orden de Nicolás Maduro, a quien no le gustó una entrevista en Palacio de Miraflores | Univisión. (Reuters).
Jorge Ramos llega a Miami tras ser deportado de Venezuela por orden de Nicolás Maduro, a quien no le gustó una entrevista en Palacio de Miraflores | Univisión. (Reuters).
Redacción EC

Miami / Caracas. El periodista de , que estuvo retenido junto a su equipo más de dos horas en el palacio presidencial en , dijo este martes en Miami que lo que pasó muestra la "naturaleza dictatorial" de y le pidió que "tenga los pantalones" de emitir la entrevista que le "robó".

MIRA LA LLEGADA DE JORGE RAMOS:

"Si esto nos lo hacen a nosotros imagínate lo que le harán a los periodistas y a los ciudadanos venezolanos", subrayó el mexicano Ramos a su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami, donde lo esperaba un numeroso grupo de periodistas.

Ramos dijo que vio a Maduro "fortalecido" por lo que pasó el fin de semana en la frontera con Colombia con la ayuda humanitaria, pero al mismo tiempo ajeno a que se le "están volteando" miles de personas que apoyaban al chavismo.

"Millones de venezolanos no se están dejando", agregó a los periodistas que le aguardaban.

También les "robaron" los 17 minutos de entrevista que llevaban grabados, "ese es el problema", dijo Ramos en el aeropuerto.

Según Ramos, un periodista conocido en toda América Latina y EE.UU., Maduro no se da cuenta que "fuera de la burbuja de Miraflores las cosas son distintas".




Habló así cuando se refirió a un video grabado con su celular en las calles de Caracas y en el que se ve a unos jóvenes que hurgan en el depósito de un camión de basura y se llevan a la boca lo que encuentran.

Ramos le mostró ese video a Maduro y eso puede haber sido el detonante de que cortara la entrevista.

A su juicio, Maduro se ha topado con alguien "con imaginación" que es Juan Guaidó, que se proclamó presidente encargado de Venezuela y al que más de 50 Gobiernos han reconocido, y con un "argumento" de peso: la grave crisis humanitaria.

Jorge Ramos a su llegada a Miami. (Reuters).
Jorge Ramos a su llegada a Miami. (Reuters).

Jorge Ramos viajó a Miami tras ser deportado y retenido por dos horas y media el lunes en el Palacio Presidencial de Miraflores mientras entrevistaba a Maduro.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) dijo que son cinco las personas deportadas y que los dos empleados de la cadena en Caracas, Francisco Urreiztieta y Édgar Trujillo, también saldrán del país por medidas de seguridad.

--VIGILADOS POR EL SEBIN--

Según el SNTP, Ramos y sus compañeros fueron escoltados hasta el aeropuerto por el Servicio de Inteligencia venezolano (Sebin) que, asegura, los vigiló durante toda la noche en el hotel en que se hospedaban, luego de que salieran de la retención en Miraflores.

Jorge Ramos antes de abordar el avión que lo llevará a Miami. (Reuters).
Jorge Ramos antes de abordar el avión que lo llevará a Miami. (Reuters).

El grupo de comunicadores, formado por Jorge Ramos, María Martínez, Claudia Rendón, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Francisco Urreiztieta, salió a las 7:17 am hacia el aeropuerto internacional de Maiquetía, estado Vargas, para su deportación.

El periodista Pedro Ultreras informó que el personal de las embajadas de México y Estados Unidos también acompañará a los comunicadores en su traslado.

En el aeropuerto, el periodista Pedro Ultreras dijo que el grupo estaba siendo seguido y grabado de manera discreta por el Sebin.

Jorge Ramos, periodistas estrella de Univisión, una de las cadenas hispanas más importantes de Estados Unidos, explicó que estaba entrevistando a Maduro cuando le mostró un video de unos jóvenes que comían de la basura y en ese momento el gobernante "paró la entrevista y se fue".

"Le había preguntado sobre si él era un presidente o un dictador, porque millones de venezolanos no lo consideran un presidente legítimo, sobre las acusaciones de (presidente encargado reconocido por medio centenar de países) de que él era un usurpador del poder", refirió Ramos.



"Estuvimos detenidos, no hay otra palabra, por más de dos horas en el palacio de Miraflores", dijo Ramos, que estaba con un equipo de seis personas, y tras el incidente pudieron regresar al hotel en el que se alojan en Caracas.

Univisión había indicado que a Maduro "le disgustaron las preguntas de una entrevista y ordenó detener la grabación, decomisar los equipos y retener a los periodistas".

Los comunicadores esperan que les devuelvan cámaras, tarjetas de video y celulares, señaló Ramos.

Ramos, que ya protagonizó un desencuentro verbal con el presidente Donald Trump en el pasado, contó que el ministro de Comunicación venezolano Jorge Rodríguez les dijo durante la entrevista que ella no estaba autorizada.

"Desde luego esta es una violación total a la libertad de expresión, una violación a los derechos humanos; ellos creen que la entrevista es de ellos, no de nosotros", prosiguió en una declaración a través de Univisión.

El Departamento de Estado informó que había recibido la notificación de que Ramos y su equipo estaban detenidos contra su voluntad en el palacio de Miraflores.

"Insistimos en su liberación inmediata; el mundo está mirando", dijo en su cuenta de Twitter el Departamento de Estado.

Guaidó también rechazó episodio en un mensaje de Twitter.

"Condenamos los actos violentos del usurpador con el periodista @jorgeramosnews y su equipo de Univisión. El desespero del usurpador es cada día más evidente, no pudo responder a sus preguntas", escribió Guaidó.

El equipo de Univisión en el aeropuerto internacional de Maiquetía. (Reuters).
El equipo de Univisión en el aeropuerto internacional de Maiquetía. (Reuters).

El senador Marco Rubio, un portaestandarte en Estados Unidos de la oposición venezolana, repudió el hecho en Twitter diciendo que "esto es un régimen arrogante que se siente invulnerable y ahora actúa con total impunidad".

Por su parte, la cancillería mexicana dijo en un comunicado que presentó "su protesta y preocupación" al gobierno venezolano por lo ocurrido.

"Asimismo, se ha solicitado se restituyan equipo y materiales a Jorge Ramos y a sus colaboradores", dijo.

En tanto, la presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), María Elvira Domínguez, dijo que la acción contra Ramos "equivale a un secuestro".

Con información de AFP y EFE