Otro golpe de Estado de Maduro, por Antonio Canova
Otro golpe de Estado de Maduro, por Antonio Canova

El pasado 1 de mayo, dio un nuevo golpe de Estado en . Decretó la creación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con poderes absolutos sin consultarlo previamente al pueblo por medio de un referendo universal y que estará compuesta por personas que en su mayoría designará él mismo. El objetivo de esa asamblea será disolver las instituciones, concentrar el poder y evitar elecciones de presidente, diputados, gobernadores y alcaldes.

Venezuela está sometida por una dictadura. Es una dictadura cruenta, arbitraria y corrupta. Concentra todo el poder, lo ejerce abusivamente y se sostiene por la fuerza, apoyada en mafias militares que han sido las principales beneficiarias del saqueo de los dineros públicos y de la impunidad.

La sociedad venezolana no ha tenido más remedio que entrar en fase de desobediencia civil contra la tiranía. Decididamente, ha optado por ejercer el último y supremo recurso a la rebelión civil, como bien lo reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Y Maduro, ante el rechazo popular de alrededor del 90% y la imposibilidad de ganar una elección, ha resuelto violar la Constitución. En los últimos meses, negó arbitrariamente la celebración de un referendo revocatorio de su mandato, ilegalizó prácticamente todos los partidos políticos de oposición, suspendió la convocatoria a elecciones regionales y locales así como también robó todas las competencias de la Asamblea Nacional.

Ahora, Maduro dispuso crear una Asamblea Nacional Constituyente con poderes absolutos. Se trata, dijo de: “[...] Una Constituyente ciudadana, no una Constituyente de partidos ni élites, una Constituyente ciudadana, obrera, comunal, campesina, una Constituyente feminista, de la juventud, de los estudiantes, una Constituyente indígena. Pero sobre todo, hermanos, una Constituyente profundamente obrera, decisivamente obrera, profundamente comunal. Convoco a los comuneros, a las misiones”.

Según la Constitución, la única manera como puede entrar en vigor esa ANC con poderes totales es mediante un referendo universal sobre la pertinencia de su convocatoria. Solo de aprobarse la convocatoria por la mayoría de los venezolanos, habrían de realizarse también elecciones libres y directas de cada uno de sus miembros, de modo que sean verdaderos representantes de los ciudadanos.

El artículo 347 de la Constitución establece que es el pueblo el único autorizado para convocar tal Asamblea. Ello, mediante un referéndum consultivo (artículo 62). De acuerdo con el artículo 348, además, solamente el presidente de la República, la Asamblea Nacional, los municipios o el 15% de los electores tienen la iniciativa de convocatoria al proceso constituyente. 

El presidente de la República no tiene la competencia para convocar él, directamente, dicha asamblea. Solo tiene la potestad de tomar la iniciativa de pedir al Consejo Nacional Electoral (CNE) que llame al referendo para que sean los ciudadanos quienes se pronuncien y convoquen, de decidirlo así la mayoría, esa asamblea. Tampoco puede Maduro decidir, sin elecciones universales, directas y secretas, quiénes han de ser sus miembros.

Maduro ha usurpado nuevamente los poderes del pueblo, niega elecciones universales, desconoce principios democráticos y viola la Constitución, en sus artículos 62, 63, 71, 347 y 348. Este nuevo golpe de Estado cuenta además con el apoyo de los muy serviles CNE y Tribunal Supremo de Justicia. 

Es evidente que Maduro y sus secuaces harán todo para mantenerse en el poder, a sabiendas de que sus delitos de lesa humanidad, corrupción e implicación en la comisión de delitos transnacionales, como narcotráfico, apoyo al terrorismo y legitimación de capitales, les auguran largos períodos en las cárceles. 

Los venezolanos estamos en desobediencia o rebelión civil contra la tiranía de Nicolás Maduro y su último golpe a la Constitución y a la democracia. El apoyo de la comunidad internacional en esta lucha de millones, contra un ensangrentado tirano, se vislumbra como fundamental. 

TAGS RELACIONADOS