"los censos económicos nos revelaron que los establecimientos que desempeñan actividades económicas en el país aumentaron ocho veces en 40 años".
"los censos económicos nos revelaron que los establecimientos que desempeñan actividades económicas en el país aumentaron ocho veces en 40 años".
Dante  Carhuavilca Bonett

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El Perú es megadiverso, con gran variedad de ecosistemas y paisajes que acogen la fauna y flora de nuestro territorio. Esta pluralidad, que puede apreciarse en todas las regiones y parajes del país, ha generado una enorme diversidad social, con múltiples manifestaciones culturales surgidas del ingenio y la creatividad colectiva, que permiten identificarnos orgullosamente como parte de nuestra comunidad.

Sin embargo, gestionar un país tan heterogéneo y de naturaleza cambiante es un reto permanente. Requiere valerse de información que permita monitorear la gestión del Estado en beneficio de la población y medir la eficacia de las acciones tomadas por el gobierno para atender sus necesidades. En ese sentido, las son una herramienta indispensable para la consolidación de la democracia y requieren de solidez conceptual y metodológica, así como una adecuada institucionalización. De este modo, el Sistema Estadístico Nacional se erige como un pilar esencial para identificar y promover la solución de los principales problemas del país.

Al cumplir 200 años de vida republicana, es oportuno revisar brevemente la evolución demográfica, social y económica del país:

Desde 1836, año en que se realizó el primer de población republicano, el número de habitantes se incrementó en 17,7 veces, al pasar de 1 millón 873 mil a 33 millones 035 mil habitantes al año 2021.

Por su parte, los censos económicos nos revelaron que los establecimientos que desempeñan actividades económicas en el país aumentaron ocho veces en 40 años, al pasar de 110 mil en 1968 a 940 mil en el 2008.

Desde su primer registro oficial en 1950, el Producto Bruto Interno (PBI) mostró su mayor crecimiento promedio anual en la década 2001-2010 con 5,6%, seguido de la expansión registrada en los periodos 1951-1960 (5,5%) y 1961-1970 (5,3%). En el año 2021 registramos una caída de 11,1% producto básicamente del confinamiento como consecuencia de la pandemia del .

En el aspecto demográfico, la disminución de la mortalidad infantil, las nuevas causas de muerte, el incremento de la esperanza de vida al nacer, el uso de anticonceptivos modernos y la creciente relevancia migratoria, incidieron en nuestra dinámica poblacional. Al día de hoy, la tendencia es clara: el ritmo de crecimiento disminuye y la población tiende a envejecer, impactando en el Bono Demográfico (2005-2045).

En el plano social, los últimos 35 años se caracterizaron por la reducción sistemática de la : en 1986 afectó al 60% de la población, disminuyendo a 20% en el 2019. No obstante, el impacto de la pandemia del COVID-19 elevó este indicador a 30% en el año 2020.

La conmemoración del bicentenario de nuestra independencia llega en un contexto de desafíos políticos, económicos y sanitarios, los cuales podrán superarse con decisiones basadas en información estadística oportuna y de calidad que permita conocer la realidad del entorno en que nos encontramos; aunado a un trabajo conjunto de todos los peruanos. Tal esfuerzo se debe insertar con el cumplimiento de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).