Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

La mejor opción para el desarrollo, por Li Yun

“La puerta de las negociaciones no se ha cerrado; solo el diálogo puede dirigir a una ganancia compartida”.

Li Yun Encargada de negocios de la embajada china en el Perú

weq

“En los últimos años, la cooperación pragmática entre China y el Perú se ha desarrollado notablemente y ha alcanzado continuos resultados”. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa)

Recientemente, los problemas comerciales entre China y los Estados Unidos han causado inquietud en el Perú. En una entrevista, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Édgar Vásquez, manifestó su preocupación porque esta situación podría tener efectos negativos en la economía del mundo, que incluye, por supuesto, a la peruana.

Desde marzo del año pasado, Estados Unidos comenzó, de manera unilateral, una fuerte ofensiva de fricción comercial contra China, que ha ido aumentando constantemente a corto plazo, y desde entonces no ha dejado de pedir exigencias irrazonables. China, por su parte, se ha conducido con paciencia, honestidad y buena voluntad, y ha tenido once rondas consecutivas de negociaciones con el país norteamericano con la esperanza de llegar a un acuerdo de forma amistosa. A pesar de esto, el 10 de mayo último Estados Unidos volvió a mostrarse a favor de la “guerra comercial” y amenazó con aumentar los aranceles aduaneros a productos chinos valorizados en US$200 mil millones. Ante la absurda intimidación por parte de Estados Unidos, China debe tomar medidas firmes y necesarias.

El conflicto entre ambos países podría parecer una disputa exclusivamente comercial. Sin embargo, su esencia reside también en las reglas y en la hegemonía; entre el multilateralismo y el unilateralismo, el libre comercio y el proteccionismo, y el beneficio mutuo y el juego de suma cero. El proceso de la negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos se ha frustrado repetidamente. La responsabilidad de ello corresponde completamente a la parte estadounidense. La posición de China frente a la guerra comercial siempre ha sido muy clara: “No hay ganadores en una guerra comercial. China no quiere la guerra, pero tampoco tenemos miedo de ella”, ha expresado el Gobierno. China tiene la confianza y la capacidad de enfrentar los riesgos y desafíos externos, y salvaguardar sus derechos e intereses legítimos. Al mismo tiempo, China siempre considera la cooperación entre los dos países como la única opción correcta. La puerta de las negociaciones no se ha cerrado. Solo el diálogo puede dirigir a una ganancia compartida.

China siempre ha apoyado la creación de una economía global abierta, así como también ha respaldado el multilateralismo y un sistema comercial multilateral libre y abierto. En los últimos años, la cooperación pragmática entre China y el Perú se ha desarrollado notablemente y ha alcanzado continuos resultados. Estos constituyen la mejor demostración del desarrollo común de ambos países basado en los principios de igualdad, apertura, inclusión y beneficio mutuo. El año pasado, el volumen comercial entre ambos países sobrepasó los US$23,2 mil millones, alcanzando un nuevo récord histórico. Los celulares de Huawei son muy populares en el Perú; mientras que las paltas, los arándanos y otros productos peruanos ya han llegado a las cocinas chinas. Asimismo, 170 empresas chinas se han establecido en el Perú y han hecho una inversión que, en total, sobrepasa los US$20 mil millones. Se ha invertido en sectores de energía y minas, construcción de infraestructura, telecomunicaciones, entre otros. Esto no solo genera más puestos de trabajo, sino también fomenta en gran medida el desarrollo socioeconómico local.

Recientemente, el ministro Vásquez firmó un memorándum de entendimiento con China como representante del Gobierno Peruano para la cooperación bajo el marco de la franja y la ruta. Últimamente, las negociaciones para la optimización del tratado de libre comercio (TCL) entre China y el Perú también han tenido un progreso positivo. Además, el Perú participará activamente en la Segunda Expo Internacional de Importaciones de China en la segunda mitad del año. Podemos afirmar que la cooperación comercial entre ambos países tiene amplias expectativas y un gran potencial. Esperamos que China y el Perú impulsen activamente la cooperación pragmática para mejorar su calidad en base al beneficio mutuo y a la ganancia compartida, para así continuar brindando mayor bienestar a los ciudadanos de ambos países y fomentando aun más el desarrollo de las relaciones entre China y el Perú.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada