Mauro Gutiérrez

Llamémosla Diana. Tiene 12 años, vive en una zona periurbana y no tiene acceso a servicios de y . Esas necesidades básicas insatisfechas, más la pobreza que la rodea, afectan hoy su bienestar y desarrollo a futuro. El agua potable y el desagüe están estrechamente relacionados con la salud y la educación de niños y niñas, así como con las oportunidades de trabajo y desarrollo económico –sobre todo de las mujeres– y, por consiguiente, con el desarrollo integral de las personas y el acceso a una mejor calidad de vida.

Según el estudio “Una exploración del impacto del agua y el saneamiento en la salud infantil en Perú, 2015″, el riesgo de enfermedades diarreicas agudas aumenta en un 10% en hogares sin agua potable. Otros estudios señalan que los niños sin acceso a este servicio sufren más cuadros de desnutrición crónica infantil y de anemia, lo que, a la larga, afecta de manera permanente el desarrollo de su potencial físico e intelectual. La Encuesta Demográfica y Salud Familiar 2020 subrayó también que las mujeres son las que mayoritariamente acarrean el agua en los hogares sin acceso a la red pública, con lo que pierden hasta dos horas al día que podrían invertir en estudiar o desarrollar alguna actividad productiva.

Este impacto multidimensional del agua potable en el desarrollo ha motivado que su acceso sea considerado como un derecho humano y que forme parte de los objetivos de desarrollo sostenible.

En el Perú, más de tres millones de personas no tienen acceso al agua potable y 8,6 millones no cuentan con red de alcantarillado. Entonces, ¿cómo podemos aspirar a ser un país desarrollado, justo y equitativo con una brecha tan grande de acceso a servicios tan esenciales?

Es urgente trabajar en el cierre de brechas desde una perspectiva sistémica y con el concurso de los diferentes sectores, como salud, educación, inclusión, cultura (comunidades nativas), mujer y poblaciones vulnerables; así como optimizar las inversiones en infraestructura de saneamiento y hacerlas más eficientes y eficaces.

Actualmente, existen diferentes programas y planes con rutas de inversión a largo plazo, como los planes maestros optimizados (PMO) de las empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS), los planes regionales de saneamiento, los planes de desarrollo concertado, así como el Programa Multianual de Inversiones (PMI) del MVCS y los proyectos priorizados por ProInversión, que no siempre conversan entre sí. En lugar de ello, debería existir un único instrumento de planificación espacial de inversiones, debidamente concertado e interrelacionado entre todos los sectores, con una visión única y una programación articulada para mejorar el impacto de las intervenciones.

Por otro lado, el Sistema de Programación Multianual y Gestión de Inversiones se creó con el objetivo de mejorar los procesos y de hacerlos cada vez más ágiles y simples; no obstante, la Contraloría General de la República advirtió recientemente una serie de problemas en los proyectos que pueden desembocar en la paralización de la obra. Por ejemplo, el incumplimiento de normas técnicas sectoriales, la existencia de triángulos colusorios entre funcionarios públicos, contratistas y supervisores, entre otros aspectos. También, la atomización de proyectos con similares características que desaprovechan las economías de escala y evidencian la desarticulación en la planificación.

Desde la Sunass estamos estableciendo como meta de gestión en los estudios tarifarios de las EPS el cumplimiento de la ejecución del plan de inversiones para el período regulatorio. Asimismo, estamos desarrollando una herramienta de seguimiento y sistematización de la ejecución financiera de estas, para contar con información de utilidad en la evaluación del impacto periódico de las inversiones en el cierre de brechas.

Sin una ruta clara para ampliar el acceso a los servicios de agua potable y alcantarillado, aspirar a que Diana pueda desarrollar todas sus capacidades, salir de la pobreza y acceder a una mejor calidad de vida no será posible.

Mauro Gutiérrez es presidente ejecutivo de la Sunass

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más