"¿Cuándo acabará este conflicto?". (Foto: ANAS BABA / AFP).
"¿Cuándo acabará este conflicto?". (Foto: ANAS BABA / AFP).
Carlos Novoa Shuña

Analista internacional

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

y –el grupo palestino que gobierna en la franja de Gaza– protagonizan el cuarto de los conflictos que los enfrenta y que tiene como víctimas principales a los civiles de ambos lados.

Al igual que las operaciones del 2008-2009, 2012 y 2014, este conflicto del 2021 estalla porque se trastocan símbolos, algunos religiosos, como el caso del desalojo de unas familias palestinas en un barrio de Jerusalén Oriental en pleno Ramadán. Sin embargo, se esconden razones de mayor envergadura que hacen pensar en una disputa que debe lograr un alto al fuego pronto, pero no en una solución de fondo.

De los palestinos se deben explicar dos elementos para dimensionar la situación que les concierne. Primero, no disponen de un territorio conexo, continuo, sino dividido en dos: Cisjordania y la franja de Gaza. En medio de los dos está el territorio israelí.

Segundo, el gobierno oficial y reconocido por la comunidad internacional es la Autoridad Palestina, instalada en Cisjordania, y cuyo presidente es Mahmud Abbas, histórico líder palestino.

En Gaza gobierna Hamas (Movimiento de Resistencia Islámica fundado en 1987) con Ismael Haniya como presidente, bajo un régimen de terror dictatorial sin ningún tipo de oposición y con el apoyo de la República Islámica de Irán. Hamas expulsó de Gaza a la Autoridad Palestina en el 2007 tras una guerra civil.

Un hecho no visto en los tres conflictos anteriores es el estallido de enfrentamientos en las ciudades mixtas israelíes, donde conviven los ciudadanos judíos como los árabes israelíes.

Otra variable de este conflicto del 2021 es que Hamas ha demostrado capacidad de hacer más daño a la población israelí. Esta milicia palestina hoy no lanza simples cohetes, sino que ataca con misiles, lo que significa una mayor amenaza para el territorio israelí.

Hamas necesita de conflictos para legitimarse. En Gaza no se puede separar a la gente porque es la zona más densamente poblada en el mundo y los milicianos de Hamas se mezclan con los ciudadanos comunes, inocentes. Por eso es que las víctimas son mayores entre los palestinos.

Por esa razón, el Gobierno Israelí no se ha arriesgado a utilizar ahora, ni en los conflictos anteriores, a su fuerza terrestre. Hacerlo podría significar el aniquilamiento de Hamas, pero a un costo muy alto de civiles palestinos y también con numerosas bajas entre los soldados israelíes.

¿Cuándo acabará este conflicto? Para Hamas, la muerte de civiles palestinos es parte de una estrategia de sacrificio que busca posicionarlo como actor relevante en el mundo islámico. Para Israel, el hecho de que sus civiles estén expuestos es inadmisible y, en base a ello, atacarán de todas las formas posibles hasta que tengan la seguridad de que su población no corra peligro.

TAGS RELACIONADOS