Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

El Perú y México: 185 años después, por Óscar Vidarte

“Una relación que ha dejado de ser solo cordial para convertirse en estratégica.”

Óscar Vidarte A. Internacionalista de la PUCP

PPK sostuvo reunión bilateral con Enrique Peña Nieto

"Este aniversario se presenta en un momento único en la relación entre el Perú y México, dos países que se consolidan como socios en América Latina".

Suscrito a finales de 1832, Perú y México celebran el 185 aniversario del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, acuerdo que marca el inicio de la relación diplomática entre ambos países. 

Lamentablemente, a pesar de ser dos naciones que comparten una historia y tradición común, el vínculo bilateral ha sido muy pobre. De ahí que, a lo largo del siglo XIX, la relación entre ambos países no haya trascendido, salvo por la intervención del diplomático peruano Manuel Corpancho, en 1863, protestando contra la invasión francesa que sufrió México. Esta relación fue de carácter cordial, pero limitada al simple intercambio de comunicaciones. 

En el siglo XX continuaría la misma dinámica, incluso con una ruptura de la relación diplomática en 1932 producto de acusaciones contra el gobierno mexicano por un supuesto apoyo al APRA, partido que en ese momento era perseguido en el Perú. Si bien resulta innegable que también se dieron importantes acercamientos, como puede verse en las coordinaciones para la firma del Tratado de Tlatelolco en 1967, en el trabajo conjunto para promover una mayor dinámica económica entre nuestros países desde la década de 1970 (que terminaría con la firma de un Acuerdo de Complementación Económica en 1987), y en el apoyo dado por México para el ingreso del Perú al APEC en 1998, en términos generales, el vínculo político y económico pudo ser mucho más significativo. 

Probablemente, el interés de México por Estados Unidos no permitió construir una mejor relación con los países de la región. Mientras que por parte del Perú, la prioridad que significó resolver nuestros problemas de carácter territorial, podrían explicar el descuido de nuestra política exterior por otros temas de carácter internacional. 

Sin embargo, esta situación cambiaría en el siglo XXI. En primer lugar, el Perú y México logran concretar, luego de algunos intentos fallidos en el pasado, un tratado de libre comercio. El Acuerdo de Integración Comercial –cuya negociación comenzó en los gobiernos de Alejandro Toledo y Vicente Fox, y acabó seis años más tarde– buscó mejorar la débil relación económica peruano-mexicana. Este acuerdo, ratificado por el Congreso mexicano con mucha dificultad, fue uno de los pocos tratados de este tipo aprobados durante el gobierno de Felipe Calderón.  

En segundo lugar, a propuesta del Perú, se pudo conformar la Alianza del Pacífico (AP), organización que incluye entre sus miembros al Perú y México. La AP se consolida como una importante herramienta multilateral para la integración económica entre nuestros países y un mejor relacionamiento con la región del Asia–Pacífico. No obstante, más allá de su trascendencia económica, la AP ha servido también como un espacio que promueve el contacto permanente, con un gran impacto en la dinámica bilateral entre el Perú y México

Tercero, considerando que el Perú y México se encuentran inmersos en problemas relacionados con el crimen organizado y los delitos transnacionales, ambas naciones crearon, en el 2014, el llamado Grupo de Alto Nivel de Seguridad. Al tratarse de temas de interés común, que solo podrán ser solucionados por medio del trabajo conjunto, este espacio de cooperación puede ser fundamental para velar por nuestra seguridad.  

Y finalmente, ambos países han podido concretar una Alianza Estratégica. Este mecanismo bilateral resulta fundamental para comprender los avances que se han dado en la relación durante estos últimos dos años. Este acercamiento implica un mayor trabajo en el ámbito político (no solo en aras de satisfacer nuestros intereses, como es el apoyo que el Perú busca de México para su ingreso a la OCDE, sino también tratando temas de interés regional), en el ámbito económico (buscando materializar en la práctica los acuerdos comerciales existentes) y en materia de cooperación (tratando de aprovechar todas las oportunidades que brinda la relación). 

Como puede verse, este aniversario se presenta en un momento único en la relación entre el Perú y México, dos países que se consolidan como socios en América Latina. Y aunque aún existe mucho por desarrollar, a diferencia de lo sucedido en el pasado, hoy se reconoce el trabajo que llevan a cabo el Perú y México en diferentes ámbitos y niveles. Una relación que ha dejado de ser solo cordial para convertirse en estratégica.

Tags Relacionados:

Perú

México

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada