"Para una persona no vacunada, pasar tiempo con una persona vacunada sin máscara y en interiores es mucho más seguro que el mismo contacto con otra persona no vacunada". (Ilustración: Giovanni Tazza)
"Para una persona no vacunada, pasar tiempo con una persona vacunada sin máscara y en interiores es mucho más seguro que el mismo contacto con otra persona no vacunada". (Ilustración: Giovanni Tazza)
Zoë     McLaren

Profesora asociada en la Escuela de Políticas Públicas de la Universidad de Maryland

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las vacunas contra el son una maravilla médica. Pero muchas personas todavía esperan su turno para vacunarse. En este momento, con la propagación de más variantes infecciosas y sin una vacuna autorizada para niños, los riesgos de contraer COVID-19 para las personas no vacunadas siguen siendo altos.

Si bien gran parte de la conversación nacional se ha centrado en lo que pueden hacer las personas vacunadas, también se da el caso de que las personas no vacunadas pueden aprovechar la protección que muchos de sus amigos y vecinos tienen ahora.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que las no solo protegen contra enfermedades graves, sino que también reducen en gran medida el riesgo de casos leves y asintomáticos, por lo que también ayudan a prevenir la transmisión general. Las personas vacunadas pueden infectarse, pero es poco común.

Eso significa que para una persona no vacunada, pasar tiempo con una persona vacunada sin máscara y en interiores es mucho más seguro que el mismo contacto con otra persona no vacunada.

El CDC actualizó recientemente sus pautas para reflejar nueva evidencia de que el contacto interior no enmascarado entre personas completamente vacunadas y un solo hogar de personas no vacunadas es bastante seguro, siempre que ninguna de las personas no vacunadas o cualquier persona con la que vivan tenga un alto riesgo de COVID-19 grave y el tamaño de la reunión sea pequeño.

La clave es que las personas completamente vacunadas deben visitar solo un hogar no vacunado a la vez para que las personas no vacunadas de dos o más hogares no entren en contacto entre sí.

Cuando las personas no vacunadas toman la decisión de pasar tiempo con personas completamente vacunadas en lugar de otras personas no vacunadas, también ayudan a mantener bajos los casos en general. Aunque el riesgo no es cero, los estudios muestran que es poco probable que las personas vacunadas contraigan o propaguen el .

A algunos les puede preocupar que alentar a las personas vacunadas a interactuar con personas no vacunadas sea una irresponsabilidad. Pero esta estrategia es consistente con las recomendaciones del CDC.

Si las personas amplían demasiado rápido el número de personas vacunadas con las que pasan tiempo, existe una pequeña posibilidad de que esto provoque un pequeño aumento en el número de casos. Pero no se extenderán mucho.

Agradezco a mis amigos vacunados la oportunidad de experimentar un poco más de normalidad de forma segura en medio de una . Y cuando esté protegida, lo pagaré.

–Glosado y editado–

© The New York Times

TAGS RELACIONADOS