Sergio Pérez fue del último lugar al primero en el Gran Premio de Sakhir. (Foto: Agencias).
Sergio Pérez fue del último lugar al primero en el Gran Premio de Sakhir. (Foto: Agencias).
Ricardo Montoya

Periodista y psicólogo

@RMontoyaDes

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Chile picante. De un momento a otro la incertidumbre de no saber si tendría que tomarse un año sabático se transformó en una felicidad indescriptible. Se confirmó que Sergio “Checo” Pérez será piloto de Red Bull la temporada 2021. “En la Fórmula Uno eres tan bueno como el resultado de tu última carrera” había dicho el tapatío hace meses y fue rigurosamente cierto. Tras la decisión del magnate Lawrence Stroll, de contratar al ex campeón Sebastian Vettel y confirmar a su hijo Lance como conductores de su escudería para el año que viene, “Checo”, ex miembro de Racing Point (ahora Aston Martin) parecía condenado a la Siberia.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Liga 1: ¿cuál es el equipo que salió más veces campeón en el nuevo milenio?

Poco importaba el notable cuarto lugar en la carrera de pilotos con un auto inferior al de los inalcanzables, Hamilton, Verstappen y Bottas. Su suerte estaba echada hasta que, en el Gran Premio de Sakhir, penúltima competencia del 2020, deslumbró cruzando primero la bandera a cuadros. El triunfo terminó de decidir a Christian Horner, director deportivo de la escudería austriaca, de incorporarlo a sus filas. En México la algarabía fue enorme.

La decisión no fue sencilla, el 2019 Red Bull decidió en plena actividad competitiva sustituir a Pierre Gasly por Alexander Albon debido a sus magros resultados. Meses después el joven francés honró su talento y pudo anotarse con un auto de motor menos potente un podio y una victoria en el circuito. Albon tampoco dio el fuego esperado ya que recién en su decimoctava carrera con Red Bull pudo colarse entre los mejores. Los astros se alinearon y a los 30 años “Checo” obtiene la oportunidad soñada. De todas formas, no todas son rosas para Pérez que deberá lidiar con el temperamento de la estrella del equipo, el no siempre accesible, Max Verstappen.

El otro gran anuncio que se hizo ayer fue la renovación de contrato de Toto Wolff en Mercedes. Bajo su dirección ejecutiva, las flechas plateadas, el último año pintadas de negro, han sido dominantes en la competencia por equipos. Hace 6 años que nadie les hace sombra. Se descuenta que el primer paso de Wolff será convencer a Hamilton de pilotar su monoplaza una vez más. Es tan poderoso Mercedes que, ante la ausencia de Lewis en el Gran Premio de Turquía, su suplente George Russel no obtuvo la victoria únicamente por un error de cambio de llantas en los pits.  De todas formas, y aunque son claros favoritos, el 2021 no podrán utilizar el sistema DAS que tantas satisfacciones les dio en sus campañas recientes. “Los Fórmula uno actuales podría pilotarlos un chimpancé” comentó Niki Lauda antes de morir.

Otros atractivos de la temporada que se viene son el regreso de Fernando Alonso a la categoría reina junto a Alpine (antes Renault). “Cuando tenga 50 años miraré los trofeos que he conseguido, pero hoy no me sirven. Quiero volver a ganar”, ha confesado “El Rey León” asturiano. Junto a uno que vuelve otro que debuta: El 2021, proveniente de la Fórmula 2, veremos en acción a Mick Schumacher, hijo del legendario Michael, pilotando un auto Haas.

“Si todo parece bajo control es que no estás yendo suficientemente rápido” dijo alguna vez Gilles Villenueve sobre la particularidad de su oficio. Cuatro décadas después, Lewis Hamilton, en un auto más seguro, repite lo mismo: “Si te falta el coraje para frenar tarde es tu problema”. Los tiempos cambian, pero la esencia de este  deporte no. Se viene una temporada apasionante.

MÁS EN DT

VIDEO RELACIONADO

El momento en el que 'Checo' Pérez se consagra en el GP de Sakhir. (Video: F1)
El momento en el que 'Checo' Pérez se consagra en el GP de Sakhir. (Video: F1)

TAGS RELACIONADOS