Martínez quería que Cristiano patee el penal. Fue Bruno Fernandes y falló. (Foto: EFE)
Martínez quería que Cristiano patee el penal. Fue Bruno Fernandes y falló. (Foto: EFE)
Ricardo Montoya

Periodista y psicólogo

@RMontoyaDes

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Digámoslo de una vez para que no queden dudas: es un muy buen arquero. Han sido sus propios compañeros de la Liga Premier los que lo han elegido como uno de los mejores en su puesto. Es frecuente que mantenga su valla en cero. posee excelentes reflejos, se ubica bien debajo del arco y transmite seguridad a su defensa. Por si fuera poco, ha demostrado personalidad ganadora cuando ha hecho falta. En suma, no es el Pato Fillol pero es un arquero confiable. El problema con Dibu, como le dicen por su semejanza con la caricatura de Mi familia es un dibujo, . Y aunque le haya salido bien, está mal.

LEE TAMBIÉN: Jefferson Farfán: ¿por qué es ese goleador de 30 minutos que Ricardo Gareca no tiene?

Esto no viene de ahora, el refuerzo que recibió Dibu tras la semifinal de la Copa América contra Colombia fue enorme. Por cada uno que expresó su malestar por las actitudes que tuvo en la definición de penales respondieron otros diez exaltando su temperamento, sus agallas, su viveza para amedrentar a los ejecutantes cafeteros. No únicamente en la Argentina, en todo el continente hubo más las loas que desaprobación. Y Martínez no solo había hablado a los rivales, sino que también había gesticulado groseramente. Aquél que se animaba a cuestionar sus formas era rápidamente pasado por las armas de la ignorancia del juego en las redes sociales. “En la cancha se dicen cosas peores”, “es más viejo que la carreta”, “Si desapruebas esto te falta barrio, hermano”.

Emiliano Martínez Le Pidió A Cristiano Ronaldo Patear El Penal
Emiliano Martínez provocó a Cristiano Ronaldo para que ejecute penal. (Video: ESPN)

Ayer Martínez ha vuelto a hacerlo. Hay quienes inclusive creen, en el colmo del ego desmedido, que Ronaldo le tuvo miedo. Lo que fue un recurso infeliz, pero espontáneo en la Copa América de Brasil, ahora parece un modus operandi que va a repetir cada vez que pueda. Al día siguiente titulares y redes sociales darán cuenta de que se “comió a alguien más” y algunos hasta hablarán de heroicidad bajo los palos. Él, por supuesto, recibe injustamente más atención mediática por “estas criolladas” que por su habitual notable trabajo de custodio de las redes del Aston Villa. Ojo, Martínez que no es ningún chiquillo, ha empezado a tener el reconocimiento que merecía recién a los 28 años. Antes, por más que tapara bien, era poca la prensa que lo valoraba.

Dibu Martinez es criticado por penales
¡MÍRAME A LA CARA!

No es fácil deshacerse de la adicción a los medios. Es más sencillo, en cambio, gritar como De Paul “brasilero. brasilero y un insulto después” que respetar al contrario como hizo Messi en el Maracaná. Lo de De Paul termina con insultos repetidos de Richarlison en sus cuentas, lo de Lio con un abrazo de Neymar al final del juego.

Toda esto sería mera retórica si la historia terminase aquí, pero sospecho que no es el final. Martínez eligió a Ronaldo consciente que se trata de él. Sabia la batahola que se le vendría después. Le ha agarrado el gusto a la provocación y a los posteriores elogios en las redes. Un día alguien se va a molestar y las cosas terminarán mal. ¿Cómo creen que hubiese reaccionado Otamendi, por citar algún jugador de sangre caliente e impulsiva, si al que lo palabreaban era a Messi y no a Ronaldo?

Todo es boquilla, parte del juego, picardía, hasta que es nuestro equipo el que resulta perjudicado. Las cosas negativas que tenía Bilardo, que también era un estratega magnífico, ahora con el paso del tiempo y la nostalgia se relativizan y pierden gravedad. Que yo sepa Carrizo, Fillol o Goyco no necesitaron ser irrespetuosos para atajar un penal. Martínez es bueno en serio, no necesita circo para triunfar.

MÁS EN DT