Ciudades al borde de un ataque de nervios, por Jorge Ruiz
Ciudades al borde de un ataque de nervios, por Jorge Ruiz
Redacción EC

El pasado viernes 5 culminó el Foro Urbano Internacional del Colegio de Arquitectos. Una de las más importantes reuniones sobre el tema de los últimos años. Un viento fresco de ideas que hacía falta.

Participaron especialistas de , y el . Estuvieron también los candidatos provinciales que están en las cinco primeras posiciones: , , , y . Presentaciones variopintas. Quien va de favorito tenía la obligación de presentarnos las respuestas a los más acuciantes problemas de la metrópoli, con una visión de ciudad convincente. Pero su representante nos dejó con la miel en los labios. Nada especial. Los que siguen tienen algunos proyectos en materia de transporte y vialidad, y seguridad ciudadana. Pero su condición  de rezagados los obliga a un esfuerzo mayor por atraer el voto ciudadano. Mostrar dibujos, nuevas fórmulas de gobierno de la ciudad soñada. Tarea pendiente.

Los especialistas coincidieron en que hay una crisis del pensamiento urbano en el mundo, rebasado por fenómenos como la globalización, mercados distorsionados, los grandes desplazamientos humanos, y nuevas amenazas como el y la inseguridad. Hay cuatro motores que nadie controla: ciencia-técnica-economía y utilidades.

“El mercado nos robó al ser humano”, decía el colombiano Gustavo López. Y la ciudad no se va a reinventar si se continúa pensando desde el statu quo. A le costó 30 años aprender que los barrios populares eran la semilla de una nueva ciudad. Hoy la Lima norte, este y sur acogen al 90% de microempresas y han construido una ciudad paralela con la cual el tiene todavía una deuda. No es posible hacer predicciones sobre el futuro urbano, sin cambios de visión sobre el proceso de urbanización.

Ahora se requiere de un proceso de reurbanización que genere nuevos espacios públicos, transporte rápido masivo, servicios para todos, densificación, crecimiento ordenado y construir ciudadanía. La mitad de la ciudad sigue siendo autoconstruida, con un patrón costoso para la metrópoli. El arquitecto Gilberto Arango, que dirigió uno de los proyectos de renovación urbana más emblemáticos de Medellín decía que ya no se puede pensar en “la casita y el lotecito”. Debe pensarse en construcción vertical para los sectores populares y proyectos masivos.

Para Luis Gutiérrez, especialista en transporte del , la movilidad debe partir del enfoque “de una ciudad para la vida” y en el que deben vincularse las políticas de suelo con las políticas de movilidad. ¿Cuál es el problema de base? Una civilización urbanizada cuyo modelo es la movilidad individual.

pierde US$12 mil millones al año por la irracionalidad del sistema. Lima y la mitad de esa cifra. Las grandes ciudades de van a un punto crítico sino revierten el modelo de vida urbana con políticas de humanidad. A partir de esas reflexiones, nos preguntamos si los candidatos a la Alcaldía de Lima saben realmente en qué consiste hacer ciudad.