¿Cuáles son los países más corruptos en el mundo?
¿Cuáles son los países más corruptos en el mundo?
Francisco Miró Quesada C.

Desde los tiempos más antiguos, la corrupción siempre ha existido. Basta conocer algo de historia para convencerse de ello. Según los Evangelios, el caso típico es el de , quien traicionó a nuestro Señor Jesucristo por 30 denarios de plata.

La corrupción se ha dado y se da en casi todo el mundo. En la antigua Grecia, el exhibicionista Alcibíades empleó tácticas corruptas para obtener beneficios personales. []En la Roma imperial la corrupción también fue grande. Aunque cueste creerlo, el famoso , el mejor orador en la historia y quien denunció la conspiración de Catilina, fue corrupto, al igual que emperadores como Tiberio, senadores y victoriosos generales que llevaron a las águilas imperiales muy lejos de sus fronteras.

En los países árabes, en la época más brillante de su cultura, durante el reinado de Harún al-Rashid, pese a su radicalismo en sus concepciones religiosas, igualmente hubo múltiples casos de corrupción. Aunque él fue honrado, un verdadero modelo de virtud, la corrupción existió, como ha quedado reflejada en los relatos literarios de Alí Babá y los cuarenta ladrones, Simbad el marino, etc.

En España, Francia, Italia y otros, la corrupción estuvo muy extendida desde el Medievo. En España, durante el reinado de Isabel la Católica y Fernando de Aragón, hubo grandes corruptos, quienes se aprovechaban de las luchas intestinas para obtener beneficios gracias a las traiciones que cometían. No olvidemos que la llegada al trono de los Reyes Católicos tuvo como antecedente duras luchas contra Juana La Beltraneja, al parecer hija de Beltrán de la Cueva, valido del rey Enrique IV.

En Francia, durante el reinado de , que construyó el famoso Palacio de Versalles, una de la maravillas de ese país, los encargados de edificar esta notable mansión con sus artísticos jardines, fuentes, robaron a manos llenas, sin ningún control. En el reinado de Luis XVI, casado muy joven con la princesa austríaca María Antonieta, el monarca, quien era poco inteligente, no favoreció la corrupción, pero las frivolidades de su esposa hizo que mucha gente lucrara en torno de ella y totalmente de espaldas a las penurias que pasaba el pueblo llano. Todos estos hechos llevaron a una crisis económica muy grande que desprestigió por completo a la monarquía francesa. Ni los más prestigiosos economistas pudieron encontrar una fórmula que frenara la revolución que desató una etapa de sangre y terror en ese país. Uno de los líderes revolucionarios fue , a quien llamaban “El Incorruptible”. También pretendían serlo Danton, Marat y otros, pero la corrupción no puso ser erradicada. En medio de todo, el lema de la revolución ha sido ejemplar y será siempre recordado por la humanidad: libertad, igualdad, fraternidad.

Para hablar de la corrupción en Italia, basta citar el nombre del gran conquistador de mujeres, Giacomo Casanova, quien nunca pagaba sus deudas.

Veamos ahora qué países son los menos corruptos del mundo. Noruega, Suecia, Islandia y Finlandia. Y hago ahora la pregunta contraria: ¿Cuáles son los países más corruptos? Es muy difícil saberlo. Sobre África tengo muy poca información, pero se sabe de algunos corruptos notables como , finalmente fue juzgado por traición, asesinatos y apropiación indebida de fondos estatales.

América Latina es, sin duda, una de las regiones más corruptas. Venezuela, Paraguay, México, Argentina, Ecuador, Colombia, Perú y Brasil. ¡Vaya! Tenemos el consuelo de no ser el país más corrupto del subcontinente. Solo nos supera Venezuela. Igual padecemos de este fenómeno social, político y económico que socava a las instituciones democráticas. Por eso, el gobierno debe buscar los mecanismos adecuados para luchar contra la corrupción y su secuela: la impunidad.

Solo promoviendo instituciones democráticas se evitarán distorsiones en nuestra economía que perjudiquen a los peruanos. Tenemos también el problema de la inseguridad pública y es contra estas dificultades que el gobierno debe actuar con celeridad. A esta administración le queda poco más de dos años en el poder, tiempo que debe aprovechar para bregar contra estos acuciantes problemas. Ojalá pueda resolverlos.