"Ghersi busca un referéndum legal que le cierre el paso al referéndum ilegal del cambio de Constitución. Se trata de agregar un pequeño párrafo en el artículo 206". (Foto: Joel Alonzo/GEC)
"Ghersi busca un referéndum legal que le cierre el paso al referéndum ilegal del cambio de Constitución. Se trata de agregar un pequeño párrafo en el artículo 206". (Foto: Joel Alonzo/GEC)
Federico Salazar

Periodista

ha desplegado una campaña para la recolección de firmas y propiciar un que abra el paso para una .

El presidente Castillo anunció, en su mensaje de 28 de julio, que presentaría al Congreso un proyecto de ley para tal fin.

El partido oficialista, ahora, ha desatado en radios locales del interior del país una campaña en favor de una nueva constitución. No a través del Congreso, sino vía un referéndum.

Congresos, manifestaciones en radios regionales, spots radiales, videos propagandísticos, entre otros, son los medios utilizados, según informa el diario “Perú 21” (18/9/21, pp. 2-3).

La iniciativa anunciada por Castillo suponía pasar por el Congreso. Según el artículo 206 de la Constitución, “Toda reforma constitucional debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del número legal de sus miembros, y ratificada mediante referéndum”.

Castillo, en su mensaje a la nación, había dicho que presentaría “ante el Congreso, respetando el procedimiento de la reforma constitucional, un proyecto de ley”. Y había concluido: “Esperamos que pueda ser aprobado y ratificado en referéndum”.

No es eso lo que está en curso ahora. Ahora se trata de una campaña para cambiar de Constitución, no para reformarla. En Cusco por ejemplo, radio Victoria Chumbivilcas emite un programa que se llama “Nueva Constitución”.

El objetivo de remplazar una constitución por otra es inconstitucional. La Constitución puede modificarse, pero debe hacerlo a través de sí misma. Romper este principio es romper la constitucionalidad como concepto.

La Constitución es un instrumento de limitación del poder. Por eso tiene reglas para sus cambios y su adaptación a los cambios de los tiempos.

Crear una nueva Constitución desde fuera de la Constitución es liquidar todo límite al poder. Ese es el objetivo, a fin de cuentas, del partido de gobierno: conquistar el poder absoluto.

La iniciativa de un tal referéndum es antojadiza y ladina. Pretende basarse en el artículo 32 de la actual Constitución. “Pueden ser sometidas a referéndum –dice– 1. La reforma total o parcial de la Constitución…”. A lo que se refiere este artículo es a una reforma, no a una “nueva” Constitución. Lo que hace es facultar el referéndum de ratificación contenido en el artículo 206, ya citado.

No se puede cambiar de Constitución por referéndum. De haber sido así, el texto lo diría, hablaría de una nueva Constitución, no de una reforma.

Como no está explícito este límite, el abogado Lucas Ghersi plantea una reforma del artículo 206. Sin ningún apoyo de spots radiales, organizaciones o instituciones, Ghersi se ha lanzado al recojo de firmas para esta mínima reforma del texto constitucional.

Ghersi busca un referéndum legal que le cierre el paso al referéndum ilegal del cambio de Constitución. Se trata de agregar un pequeño párrafo en el artículo 206, señalando de manera explícita que en ningún caso puede haber reformas a través de una asamblea constituyente.

Todas las reformas deben pasar por el Congreso. De esa manera, además, podrán ser controladas por el Tribunal Constitucional, según el abogado.

Frente a la amenaza que representa un cambio ilegal de Constitución, la campaña de Lucas Ghersi es una opción ineludible para la defensa de la democracia y el Estado de derecho.