Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Castigo a unos, frigobares a otros, por Federico Salazar

“La señora Fujimori nos debe una opinión sobre las expresiones del presidente de uno de los poderes del Estado”.

Federico Salazar Periodista

luis galarreta

“La señora Fujimori no contestó nada sobre las declaraciones de quien preside el Poder Legislativo, Luis Galarreta”. (Foto: Archivo El Comercio)

La señora Keiko Fujimori, presidenta del partido Fuerza Popular, está de acuerdo en controlar los ingresos de los medios de comunicación. No está de acuerdo, en cambio, en fiscalizar al Congreso.

En una reciente visita proselitista, le preguntaron sobre las declaraciones del presidente del Congreso, de Fuerza Popular. Él había dicho que le quitarán la publicidad (estatal) a “algunos medios mermeleros”.

La señora Fujimori no contestó nada sobre las declaraciones de quien preside el Poder Legislativo, Luis Galarreta. Contestó una pregunta que no le hicieron sobre el proyecto de ley que prohíbe la publicidad estatal en los medios de comunicación.

Dicho proyecto de ley, dijo la presidenta de Fuerza Popular, busca que “los recursos públicos sean utilizados con prioridad para la construcción de obras y colegios”.

¿Y sobre la expresión “mermeleros” utilizada por Galarreta? Ni una palabra.

Para el fujimorismo, lo sabemos ahora, todos los medios son “mermeleros”; es decir, corruptos y criminales.

El proyecto, que apoyan el presidente del Congreso y la presidenta de FP, no hace distingos. Incluye a todos, no diferencia a medios encausados por corrupción y medios que no lo están.

Cuando hay un mal uso de fondos públicos, lo usual es seguir un procedimiento. Se detecta la infracción, a los infractores y se aplican las sanciones.

La “mermelada” es extorsión o propaganda asolapada. Alguien paga a alguien para que publique algo que no es noticia o que no es verdad. Es a favor o en contra de alguien.

El periodista o el medio que incurre en esto estafa al público, favorece ilegalmente un interés y comete varios delitos.

La fórmula fujimorista para atacar este ilícito es absurda. No cree que se deba procesar cada caso y sancionar según la comprobación de denuncia. Más bien, sanciona a todos los medios, quitándoles la publicidad estatal por igual.

Se trata de la sabia fórmula “muerto el perro, se acabó la rabia”.

La señora Fujimori nos debe una opinión sobre las expresiones del presidente de uno de los poderes del Estado. Nos la debe, porque ella lo invitó a ser candidato por Fuerza Popular.

Keiko Fujimori nos debe, también, una mejor explicación sobre su apoyo a una medida que más parece sanción contra los medios que una ley, en el sentido de norma general de recta conducta.

La presidenta de Fuerza Popular no ha aclarado si está o no de acuerdo con Galarreta. Lo ha dejado pasar. No ha descalificado la prejuiciosa e injuriante expresión de Galarreta.

Keiko Fujimori se ha limitado a decir que la ley en cuestión busca que “los recursos públicos sean utilizados con prioridad para la construcción de obras y colegios”. Si el propósito de la ley es dar prioridad al uso de recursos públicos, la ley debería dedicarse no solo a los medios de comunicación.

El objetivo de ese proyecto no ha sido el ahorro fiscal ni la reorientación del gasto. Ha sido, claramente, castigar la economía de los medios de comunicación.

El señor Galarreta también dijo que le “avergüenza” que la compra de frigobares por el Congreso sea parte de la agenda de los medios. Este gasto público no debe ser limitado ni fiscalizado por la prensa.

El presidente del Congreso sabe cuáles son los temas de ¡verdadera importancia! ¿Por qué darles, entonces, publicidad a esos medios que no saben lo que es importante?

Los comentarios sobre la frivolidad de las compras le parecen a él “politiquería”. La política seria, en su concepto, es la que él mismo practica: la del agravio y la del prejuicio.

La señora Fujimori avala, con su silencio, esta agresividad verbal contra los medios. Defiende, por otro lado, los gastos en los frigobares y televisores para el Congreso.

Las compras, dijo la presidenta de FP, responden a la necesidad de algunos parlamentarios de realizar sus actividades. El pedido, agregó, es de hace varios meses y es multipartidario.

La política seria es insultar a los medios. La política de austeridad no incluye los frigobares en el Congreso.

Este es el mensaje de Luis Galarreta y de Keiko Fujimori. Castigo para los medios, frigobares para el Congreso.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ