La sorpresa de un cambio, Mariella Balbi
La sorpresa de un cambio, Mariella Balbi

Quedará en la incógnita si la anunciada interpelación con su censura más al ex ministro de Economía habría prosperado o no. La molestia con su desempeño la enarboló un partido conciliador como el . Aunque se rumoreaba la semana pasada que si era censurado, la salida de Castilla era inevitable. Eleodoro Mayorga no piensa renunciar porque se sabe inocente de cualquier irregularidad imputada. Prefiere que lo saquen a bajar la cabeza.

A ese tema se le añade la derogación de la ley sobre los independientes y las AFP, la devolución del Fonavi, la y otros puntos, incluyendo la desaceleración de la economía. Las aguas estaban movidas para el ex titular de Economía. Pese a ello su renuncia fue sorpresiva, la juramentación del reemplazante se informó tarde a la prensa y dio la impresión de que todo estaba milimétricamente parametrado.

Castilla era el único ministro que se mantenía desde el inicio del gobierno de . Fue el hombre fuerte, el que logró la confianza de la , quien defendió a la sobre su intromisión en el gobierno diciendo: “trabaja de cerca con el Gabinete, con el presidente, somos un equipo… las decisiones las toma el presidente… La señora primera dama es un puntal del gobierno. No tengo reparos en decirlo…”.

Nunca antes habíamos escuchado en el Perú –por boca del ministro de Economía– que la esposa de un presidente tuviera tanto poder e injerencia. Por ello que ahora en muchos está la suspicacia de si la política económica la dirigirá el nuevo ministro, , o veremos la participación de la llamada “puntal del gobierno”. Siempre queda la pregunta de si habrá cambios en el manejo económico, dentro de la sensatez claro está, o si será una continuidad de lo anterior y Segura garantiza esa decisión.

Probablemente por generar tranquilidad en los agentes económicos Luis Castilla declaró a la prensa: “Voy a seguir apoyando al presidente Humala”. Pero le resta margen de acción a Segura y le otorga el perfil del continuador de una gestión que ha tenido objeciones de los sectores políticos y sociales. La economía requiere confianza, el titular del MEF tendrá que lograrla. Ha dicho que lo peor ya pasó, todos esperan que así sea.

Dependerá en parte de cómo se afronten los temas pendientes y si tiene el ‘punche’ político para destrabar verdaderamente la inversión. La personalidad de un ministro de Economía es importante para dirigirse a los sectores descontentos, incluido el Congreso, donde el gobierno va perdiendo paulatinamente la cómoda mayoría con la que contaba.

El ‘toledismo’ garante de este gobierno ya entró en campaña electoral. El puede ser un condicionante político, pero los ímpetus presidenciales de ya se hicieron públicos al exigir a su aliado que duplique el sueldo de los maestros y que los médicos y enfermeras son sus “chocheras”.

Segura afirmó que implementará nuevas reformas, requerimos saber rápidamente cuáles son y qué nos depara su gestión, teniendo en cuenta que se ofrece un crecimiento de 6% del PBI para el 2015 y el BCR anuncia un 5%.