Módulos Temas Día

Editorial 1: Brocha gorda

La recuperación del Centro Histórico requiere discernimiento fino.

Redacción

Editorial 1: Brocha gorda

Editorial 1: Brocha gorda

En las últimas semanas dos vistosos murales que adornaban el Centro Histórico de Lima han sucumbido al avance de los brochazos amarillos por las paredes de la ciudad, provocando desazón entre los admiradores del arte urbano y suspicacia entre muchos vecinos.

Con relación a lo primero, hay que decir que el sentimiento se justifica, pues las obras en cuestión habían sido realizadas por artistas que gozaban de reconocimiento (particularmente el rostro de Túpac Amaru en la cuadra 8 del jirón Lampa, pintado por el plástico colombiano Óscar González, ‘Guache’). Asimismo, le daban color y atractivo a una parte de la ciudad caracterizada por una grisura opresiva. Ahora, como es obvio, esas obras se han perdido para siempre. 

La suspicacia, por otra parte, ha obedecido a la posibilidad de que la gestión encabezada por el alcalde Luis Castañeda haya motivado la desaparición de los frescos. La decisión de cubrirlos con una nueva capa de pintura ha correspondido ciertamente a los dueños de los predios que los ostentaban. Pero, en la medida en que una carta de la Municipalidad Metropolitana los invocó a “realizar las labores de pintado y mantenimiento de la fachada del inmueble”, al tiempo de recordarles las sanciones que pueden recibir quienes no lo hacen, más de uno ha querido ver una velada presión en ello. Máxime cuando la comuna, además, ha ofrecido “andamios y soporte técnico” a la operación.

Felizmente para los limeños quedan todavía varios murales repartidos por el Cercado, pero la noticia de que el municipio ha enviado cartas muy similares a vecinos de las avenidas Tacna, Abancay y Nicolás de Piérola ha despertado preocupación por su suerte.

Haría bien en consecuencia la municipalidad en aclarar cuáles son los criterios que guían la campaña Lima Linda que viene llevando adelante y en garantizarnos a todos que el nuevo perfil al que aspira para nuestra ciudad será trazado con un fino pincel y no a brochazos gruesos.

► Editorial 2: Ecuanimidad bienvenida

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada