Módulos Temas Día

Editorial: Viajes de promoción

Al llevar a congresistas kenjistas a inauguraciones de obras en provincias, el gobierno alienta el clientelismo.

Editorial

La semana política en fotos [GALERÍA]

Kenji Fujimori anunció en sus redes sociales que luego de 18 años retornaba al avión presidencial junto con el mandatario Pedro Pablo Kuczynski para realizar una visita a Puno. (Foto: Twitter)

Twitter

Hablar, como han hecho recientemente algunos voceros de Fuerza Popular (FP), de un cogobierno entre el kenjismo y las actuales autoridades del país o de una imitación de Montesinos por parte de ese bloque de congresistas al ‘pactar con la corrupción’ que supuestamente representa el Ejecutivo, es a todas luces una exageración. Pero la relación entre el gobierno y el referido conglomerado parlamentario ha ido de un tiempo a esta parte ciertamente mucho más allá del apoyo conjunto a determinadas iniciativas legislativas y plantea algunos temas de reflexión.

Como se sabe, con posterioridad a la ayuda que le dieron al abstenerse en la votación de su vacancia el 21 de diciembre pasado, los autodenominados ‘avengers’ han desarrollado una cercanía explícita con el presidente Pedro Pablo Kuczynski. Sobre todo, a partir de la divulgación del ‘acuerdo de gobernabilidad’ firmado unilateralmente por ellos (porque un acuerdo supone, generalmente, por lo menos dos partes) a fines de enero. Un documento que incluía, en efecto, referencias expresas a “respaldar al Poder Ejecutivo” en una serie de acciones que, en principio, no guardan relación con las tareas congresales, como la ejecución de “obras de agua, desagüe y electrificación de urgente necesidad” o la solución a las labores “pendientes a favor de los damnificados del fenómeno de El Niño costero”.

Desde luego que toda posible sintonía política con el trabajo de un gobierno tiene derecho a ser expresada, pero en este caso, más que una sintonía, lo que parece existir es un trueque de intereses. Por un lado, al presidente le conviene que los legisladores kenjistas reiteren su performance del 21 de diciembre en la probable eventualidad de que una nueva moción de vacancia sea sometida a consideración del pleno. Y por el otro, a los ‘avengers’ les cae muy bien lucir como copartícipes o impulsores de la puesta en marcha o inauguración de cualquier obra del Ejecutivo en el distrito electoral por el que han postulado y seguramente piensan postular a la reelección. La población, después de todo, no tiene por lo común un conocimiento fino de qué responsabilidades le tocan a cada poder del Estado, y lo que registra es la foto de los funcionarios presentes cuando se cortó el listón.

El mensaje no tan subliminal que la escena transmite es: “Si yo he hecho esto por ti en esta ocasión, ¿cómo podrías no votar por mí en la próxima?”. Y el nombre técnico de la añagaza, ‘clientelismo’.

En ese sentido, una rápida revisión de las actividades (foto incluida) de los parlamentarios a los que nos referimos durante este mes reporta la siguiente cosecha:

El 2 de febrero, el presidente Kuczynski inaugura el puente Héroes del Cenepa en Tumbes. Lo acompañan los ‘avengers’ Bienvenido Ramírez (precisamente congresista por esa región), Estelita Bustos, Marita Herrera y Maritza García.

El 11 de febrero, el mismo Bienvenido Ramírez acompaña al ministro de Educación, Idel Vexler, en la inauguración del Colegio de Alto Rendimiento San Juan de la Virgen, otra vez en Tumbes.

El 15 de febrero, el legislador Marvin Palma (Lambayeque) acompaña a los ministros Mercedes Aráoz y Carlos Bruce a ‘supervisar’ las obras de reconstrucción en su región. Y tres días después asiste a la entrega que hace el Ministerio de Agricultura de un tractor a los pequeños agricultores de los caseríos de Jotoro y El Progreso-Jayanca, siempre en Lambayeque.

El 17 de febrero, Andina divulga una foto sobre el lanzamiento de un concurso público para la construcción de 151 establecimientos de salud en Piura, en la que, junto al titular del sector, se lucen Maritza García (legisladora por la región beneficiada con la obra) y el propio Kenji Fujimori.

El 22 de febrero, Kenji y la flamante incorporación a su bloque parlamentario, Lucio Ávila (Puno), acompañan al jefe del Estado en un vuelo a Juliaca “para trabajar con los comuneros y para la descontaminación del lago” Titicaca. El mal tiempo no les permitió aterrizar, pero como para que no quedasen dudas del propósito promocional del viaje, en un mensaje de Twitter para la ocasión, PPK definió al líder de los ‘avengers’ como: un congresista “casi nacional”.

Ejemplos, hay más. Pero lo mostrado, creemos, basta y sobra para poner en evidencia la vana operación clientelista en la que están embarcados los actores mencionados. Como si cada uno de ellos no tuviera pendientes tareas más urgentes.

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada