1915: Contra los vagos
1915: Contra los vagos
Redacción EC

La vagancia es una de las lacras que desgraciadamente no se puede erradicar en Lima. Pasan los años y los gobiernos, los intendentes, los jefes de policía y pese a que se dictan medidas para combatir la existencia de estos malos elementos, ellos siguen campando a sus anchas. Por eso aplaudimos la denodada labor del comandante Arce Castañeda, comisario de policía, quien se ha dedicado en cuerpo y alma a limpiar las calles de vagos. Según hemos podido comprobar ya lo ha conseguido en la Alameda de Cantagallo, en el Tajamar, Limoncillo y Presa, que habían llegado a convertirse en verdaderas guaridas de vagos y rateros. Ojalá el distinguido jefe no decaiga en el empeño.

TAGS RELACIONADOS